El Decano informa

Los mensajes se sitúan en esta página de más a menos actuales (los nuevos se sitúan encima)

Marco estratégico para la docencia del curso 2020-21. Facultad de Odontología. Universidad Complutense de Madrid, aprobado en Junta de Facultad del 24 de julio del 2020

1. Introducción

La irrupción de la pandemia debida al SARS-CoV-2, y las sucesivas medidas preventivas nacionales y autonómicas subsiguientes de higiene, de restricción de reuniones, de actividades docentes y de movilidad [1] han supuesto una quiebra del funcionamiento de una universidad esencialmente presencial como la UCM.

Esta discontinuidad del funcionamiento normal de la institución ha obligado a los estudiantes, al personal docente e investigador (PDI) y al personal de administración y servicios (PAS) a una adaptación repentina a un entorno para el que ni la universidad ni los estudiantes ni el PDI ni el PAS estaban adecuadamente preparados, en medio del segundo cuatrimestre, y ha supuesto una merma inevitable en la formación de los estudiantes -la razón principal de existir de la universidad- en todas las titulaciones, bien que mitigada por el esfuerzo de todos los colectivos.

1.1. Objetivos del documento

1.1.1. Fundamentos de este documento

Este documento se basa en diversos documentos, normativas o recomendaciones específicas para la organización del curso 2020-21:

  • El 10 de junio de 2020, el Ministerio de Universidades publicó unas “Recomendaciones del Ministerio de Universidades a la comunidad universitaria para adaptar el curso universitario 2020-2021 a una presencialidad adaptada” [2] en adelante, RMU20-21, con unas notas aclaratorias [3]
  • El Marco Común de actuación de las Universidades de la Comunidad de Madrid ante la Covid-19 en el curso 2020/2021 de la Consejería de Ciencia Universidades e Investigación de la CAM (18 de junio de 2020) [4]
  • El Marco estratégico para docencia en el curso 2020/2021, del Vicerrectorado de Ordenación Académica de la UCM [5]. Este es un documento en fase de discusión, presentado para ello a la comunidad universitaria el 25 de junio de 2020, que está previsto que sea debatido y eventualmente aprobado el 21 de julio de 2020, por el Consejo de gobierno de la UCM.
  • Las Recomendaciones para la planificación del curso académico 2020-21 de la Fundación Madri+d [6], de junio de 2020.
  • El Estudio Nacional de sero-Epidemiología de la Infección por SARS-CoV-2 en España (ENE-Covid) [7], del 6 de julio de 2020.
  • El Comunicado de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Odontología de España sobre las Facultades de Odontología como centros sanitarios y sobre el inicio del curso 2020-21 [8].

1.2. Los escenarios

En los diversos documentos que fundamentan este Marco estratégico [2-5] se diseñan tres escenarios posibles:

1.2.1. Escenario 0, de Docencia presencial 100% sin distancia social (situación pre-pandemia)

Es el escenario menos probable, pues requeriría una inmunidad de rebaño y/o una vacuna eficaz para el momento de inicio del curso 2020-21, con la reversión casi total de la situación actual.

En las diversas rondas del Estudio Nacional de sero-Epidemiología de la Infección por SARS-CoV-2 en España (ENE-Covid) [7] la prevalencia estimada de anticuerpos IgG frente a SARS-CoV-2 en España ha sido de un 5,0% en la 1ª Ronda, de 5,2% en la 2ª Ronda y de 5,2% en la 3ª Ronda. Aunque la UCM tiene estudiantes de todas las Comunidades Autónomas, es relevante señalar que en los mapas provinciales destaca la agrupación central de provincias con prevalencias iguales o próximas al 10% en el entorno de Madrid.

Entre los universitarios la seroprevalencia se mantiene estable en un 6.4 - 6.3%.

La evolución de estas cifras, demasiado bajas para esperar una inmunidad de grupo en un tiempo suficientemente corto, y la ausencia en un tiempo suficientemente breve de vacunación y tratamientos seguros, aconsejan barajar la posibilidad del mantenimiento del escenario actual (escenario 2) o la probabilidad no desdeñable de episodios de confinamiento o de restricción de actividades docentes presenciales en cualquier momento del curso 2020-21, por una duración desconocida (escenario 3).

1.2.2. Escenario 1, de presencialidad posible, bimodal, propuesto por la universidad

La UCM propone, en el escenario 1 que delimita en su Marco estratégico [5] una programación para el curso 2020-21 con la máxima presencialidad posible. En este escenario se recomienda docencia semi-presencial, donde se alternan/combinan docencia en línea con docencia presencial respetando la distancia social y es el escenario más probable, al menos para el comienzo del curso, lo que está previsto ocurra, para la titulación de Grado, el 21 de septiembre de 2020.

Las enseñanzas en la UCM no son iguales en cuanto a la experimentalidad, ni lo son el número de alumnos por titulación o cursos, ni lo son las instalaciones o las ratios profesor/alumno.

La Facultad de Odontología está comprometida con la mejor docencia posible, considerando las obligaciones de seguridad, la necesidad ineludible de la atención clínica, el número de profesores y de estudiantes y las ratios profesor/alumno en las diferentes actividades, el número de PAS y la estructura de sus instalaciones.

1.2.3. Escenario 2, de confinamiento o de restricción de actividades presenciales.

Como se ha mencionado, la probabilidad de que ocurran episodios de confinamiento o de restricción de actividades presenciales, en fechas y con duración imprevisibles no es desdeñable, conformándose el escenario [5].

Hay que tener en cuenta que son dichos escenarios pueden ser parciales (afectando a la Universidad en su conjunto, a centros, a cursos o a actividades específicas) o generales, de ámbito local (ciudad, barrio), autonómico o nacional, y su posible duración es también desconocida.

1.2.4. La combinación de los escenarios

Está previsto, en estos momentos, que el curso 2020-21 comience en el escenario 1, de presencialidad posible. La duración de la aplicación de este escenario es impredecible, y no es posible saber cuánto tiempo podrán desempeñarse actividades en este supuesto.

Por otro lado, el desconocimiento de la fecha de implantación y de la intensidad, ámbito y duración de las eventuales restricciones hace imposible una programación racional bajo este supuesto. Por tanto parece lo más razonable trabajar asumiendo el escenario 1 y tomando las medidas y las precauciones adecuadas para poder pasar al escenario 2 cuando sea necesario [2; 5] para uno varios grupos de estudiantes cursos, titulaciones, o actividades, como se expone en el apartado 8, Plan de contingencia: el escenario 2.

2. Principios rectores del Marco de la programación docente de la Facultad de Odontología para el curso 2020-21

En un contexto tan complejo, indefinido e imprevisible es responsabilidad de los centros y de sus equipos directivos proponer políticas y tomar decisiones.

A la vista de las diversas recomendaciones sanitarias y organizativas disponibles [2; 4-6], de los escenarios a manejar, y de las especificidades de la docencia y de la atención clínica que se imparten en el centro -que se desarrollarán más abajo-, los principios que rigen este documento son, en aplicación del principio de precaución, los siguientes:

  • Priorización, de manera irrenunciable, de los criterios sanitarios de prevención, que se indican en el apartado 3. Las medidas de seguridad y considerando lo expuesto en el apartado 6. Puestos disponibles.
  • Minimización estricta de la concurrencia de personas (PAS, PDI, estudiantes, pacientes, acompañantes,…) al centro, con la consecuencia adicional de la disminución máxima posible de los transportes que se precisarían y de las confluencias en las entradas o salidas.
  • Priorización en el esquema organizativo de las actividades necesariamente presenciales sobre aquellas susceptibles de ser impartidas a distancia, como se reflejan en el apartado 4. Las diferentes actividades en la Facultad de Odontología y en los ámbitos que se describen en el apartado 5. Los ámbitos, según el espíritu del Comunicado de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Odontología de España sobre las Facultades de Odontología como centros sanitarios y sobre el inicio del curso 2020-21 [8].
  • Minimización de los movimientos y duración de las estancias de personas, sobre todos estudiantes, dentro del centro.
  • Priorización de las actividades clínicas con pacientes.

3. Las medidas de seguridad

Esta medidas se detallan extensamente en el “PROTOCOLO DE MEDIDAS ORGANIZATIVAS Y ESPECÍFICAS: GUÍA DE RECOMENDACIONES PREVENTIVAS PARA LA REINCORPORACIÓN EN LA FACULTAD DE ODONTOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID EN RELACIÓN A LA POTENCIAL EXPOSICIÓN AL SARS-cov-2 (v20200601)” [9], en adelante El protocolo, accesible en https://odontologia.ucm.es/file/guiareincorporacion, pero en el presente documento se mencionan las más relevantes en cuanto al cálculo de potenciales espacios y la programación docente.

En El protocolo se indica en su apartado 4.1 la medida más relevante, de distanciamiento social, para las actividades docentes: “La utilización de espacios para la docencia (aulas, laboratorios preclínicos…) seguirán los principios de un tercio de ocupación y conseguir un mínimo de 2 metros de distancia entre asistentes.”. Debe recordarse que este documento es dinámico y que trata de la reincorporación en la Fase I, por lo que estas medidas de restricción de aforos serán diferentes en fases sucesivas, previéndose su eliminación en el escenario previsto de septiembre, aunque previsiblemente se mantendrán las de distanciamiento social. Así, estas medidas de distanciamiento se han modificado posteriormente [10]: “[El uso de mascarillas es obligado] En la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no resulte posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros

El RD 21/2020 del 9 de junio [10] (https://boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-5895), en su Art. 9 (Centros docentes) dice: “Las administraciones educativas deberán asegurar el cumplimiento por los titulares de los centros docentes, públicos o privados, que impartan las enseñanzas contempladas en el artículo 3 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación [11], de las normas de desinfección, prevención y acondicionamiento de los citados centros que aquellas establezcan. En cualquier caso, deberá asegurarse la adopción de las medidas organizativas que resulten necesarias para evitar aglomeraciones y garantizar que se mantenga una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros. Cuando no sea posible mantener dicha distancia de seguridad, se observarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio”.

En las RMU20-21 [2] se dice: “Se recomienda el uso de mascarilla higiénica, a poder ser reutilizable, a todas las personas que accedan al centro y siempre que no se pueda asegurar una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros, en todos los espacios del centro, siguiendo las recomendaciones de la autoridad sanitaria y la normativa vigentes, e insistiendo en su correcta utilización”.

En el Marco estratégico para docencia en el curso 2020/2021 de la UCM [5], a someter a consideración del Consejo de Gobierno el 21 de julio, se menciona que “En el caso concreto del uso de mascarillas, en la Universidad Complutense recomendaremos firmemente su uso en todo momento, independientemente de la distancia”.

Parece, por tanto, que la medida más relevante en cuanto a las disponibilidades de espacios para presencialidad es la de la distancia de seguridad, que las normativas mencionadas establecen en 1,5 m siempre que sea posible, evidentemente siempre acompañadas de las medidas de higiene adicionales pertinentes.

La Universidad Complutense de Madrid ha determinado [12] quiénes son los responsables de aplicar los protocolos de gestión organizativa y preventiva de los centros para la reanudación de la actividad:

  • Los Decanos y Directores de los Centros, en colaboración con la Gerencia, garantizarán la observancia, además del Plan de Prevención de la UCM, de las normas comprendidas en este procedimiento, a través de los responsables de las unidades administrativas, departamentos, laboratorios y en cualesquiera otras instalaciones bajo su dependencia.
  • El Gerente y los Vicegerentes son los responsables del cumplimiento, además del Plan de Prevención de la UCM, del presente procedimiento en su ámbito de competencia.
  • El Gerente o Administrador-Gerente del Centro y Directores de Biblioteca son los responsables de velar por el cumplimiento del Pan de Prevención de la UCM, así como del presente procedimiento en el ámbito de su competencia.
  • Los Directores de Servicio, Sección, Responsables de Área, de proyectos de investigación y PAS con funciones de dirección, se encargarán de la gestión de la seguridad y la salud, así como de la gestión del presente procedimiento en el ámbito de su dirección.

Es por tanto responsabilidad del equipo decanal, liderado por el Decano y la Gerente, teniendo en cuenta además que el director de la Clínica Odontológica es también el Decano, establecer medidas de disminución del riesgo que sean compatibles con el desarrollo en las mejores condiciones posibles de las actividades y con los desplazamientos internos obligados, y el principio de precaución aconseja establecer medidas en este sentido.

Teniendo esto en cuenta parece necesario considerar, a los efectos de este documento y de las medidas de seguridad que se establezcan en el centro, lo siguiente:

  • La Facultad de Odontología es un centro docente y sanitario, público, con alta rotación de estudiantes y pacientes.

Respecto a los pacientes:

  • en el curso 2018-19 acudieron al centro 174 (sin contar acompañantes) al día, para un total de 26.081
  • en el curso 2019-20 acudieron al centro 139 (sin contar acompañantes) al día, para un total de 20.834, números inferiores a los del curso anterior debido al período de confinamiento
  • Hay una relación directa entre la distancia y la seguridad, y esta aumenta si se usa mascarilla [13].
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS, WHO) recomienda [14] el uso continuado de mascarillas.
  • A pesar de las medidas de control (triaje telefónico en el caso de los pacientes que acuden a tratamiento, toma de temperaturas a todo el personal en la entrada al centro) es imposible asegurar con certeza la condición infectiva de cada estudiante, PAS, PDI, paciente o acompañante en el momento en que realiza sus diferentes actividades en el centro o se desplaza para ello.
  • Aun pudiendo regularse las distancias de seguridad en el desarrollo de las diferentes actividades (clínicas, docentes, de investigación, administrativas), y pudiendo evitar las aglomeraciones mediante los protocolos de acceso y salida a ellas o al centro, es imposible asegurar razonablemente su mantenimiento durante todo el tiempo.
  • Las instalaciones docentes para la docencia presencial (aulas, seminarios, laboratorios, clínicas) no son tan adaptables como sería de desear a la aplicación del distanciamiento.

Por todo los anterior se establece que,

  • El uso de mascarilla sea obligatorio en el centro, para todas las actividades, suplementado con medidas adicionales de protección en el caso de escenarios clínicos de riesgo mayores (1 y 2) tal y como se definen en El Protocolo.
  • En los espacios en que esto sea posible la distancia mínima de seguridad se fija en un mínimo de 1,5 m.
  • En el caso de que los estudiantes o profesores deban concurrir a actividades de diferente interacción (una actividad a distancia seguida de una presencial, o viceversa) deberán programarse ambas considerando un tiempo medio de desplazamiento razonable al centro o desde el centro, que se estima de 90 minutos.

4. Las diferentes actividades en la Facultad de Odontología

En este apartado se señalan las características más relevantes de los estudios impartidos en el centro.

4.1. Titulación de Grado en Odontología

4.1.1. Las actividades

Hay una elevada carga práctica, la mayor parte presencial, de la titulación de Grado en Odontología (en este enlace). La distribución de horas señala, además, varias circunstancias a destacar:

  • El único curso con más horas didácticas que prácticas es el 1º
  • La proporción P/D aumenta con cada curso, y es similar en 4º y 5º cursos

4.1.2. El número de estudiantes

Promedio de matrícula en Grado, por cursos y tipos de asignaturas para el curso 2019-20

Curso

Optativas

Básicas y Obligatorias

 

118

 

92

 

90

81

99

189

86

 

4.1.2.1. La restricción del número de estudiantes matriculados en algunas asignaturas

Debido a la configuración de los turnos (ver más adelante) y la programación horaria de las asignaturas optativas resultará incompatible la matrícula de algunas asignaturas optativas con otras.

En el caso de que la matrícula del estudiante resulte en alguna de estas incompatibilidades horarias, el centro facilitará el cambio de matrícula siempre teniendo en cuenta el límite de matrícula de cada asignatura.

4.2. Titulación de Máster Universitario en Ciencias Odontológicas

En esta titulación (en este enlace), de 1 curso (60 ECTS) de duración, las horas presenciales de didáctica son 498 y las de práctica 127.5.

4.2.1.1. El TFM

El Trabajo de Fin de Máster es una asignatura (18 ECTS) que tiene unas características específicas [15], entre las que están:

  • Los trabajos deberán ser de investigación experimental de cualquier naturaleza: in vivo, in vitro, in silico, o de carácter epidemiológico, siempre de carácter analítico.
  • No se admitirán revisiones bibliográficas ni estudios observacionales no analíticos
  • Se admitirán los trabajos basados en metaanálisis, siempre y cuando incluyan los apartados de resultados, discusión y conclusiones. No se admitirán protocolos sin que se haya realizado la investigación

Por tanto la exigencia de presencialidad es muy relevante, al menos para la parte de medición o de adquisición de datos.

4.3. Formación permanente

En la actualidad se imparten en la Facultad de odontología los siguientes cursos de Formación Permanente (Títulos propios -en este enlace- o Formación Continua, en este enlace):

4.3.1.1. Títulos Propios

  • Master Propio en Cirugía bucal e implantología
  • Master Propio en Endodoncia
  • Master Propio en Odontología estética
  • Master Propio en Odontología restauradora basada en las nuevas tecnologías
  • Master Propio en Odontopediatría
  • Master Propio en Ortodoncia
  • Master Propio en Periodoncia
  • Master Propio en Prótesis bucofacial y oclusión
  • Experto en Clínica odontopediátrica
  • Experto en Clínica periodontal
  • Diploma de Especialización en Atención odontológica integrada en el niño con necesidades especiales
  • Diploma de Especialización en Implantoprótesis
  • Diploma de Especialización en Implantoprótesis avanzada
  • Diploma de Especialización en Medicina oral
  • Diploma de Especialización en Metodología de investigación en odontología (semipresencial)
  • Diploma de Especialización en Trastornos temporomandibulares y dolor orofacial
  •  

4.3.1.2. Formación Continua (ofertados para el curso 2020-2021)

  • Diploma avanzado en periodoncia UCM-SEPA
  • Diploma en Implantología clínica: técnicas quirúrgicas y procedimientos restauradores
  • Diploma en Odontología estética
  • Diploma en Prótesis: estética y tecnología digital
  • Certificado en Cirugía plástica periodontal y periimplantaria
  • Certificado en Cirugía regenerativa en implantología
  • Certificado en Conceptos actuales en medicina oral
  • Certificado en Inmersión en magnificación y su aplicación en microcirugía

4.3.2. Consideraciones sobre estas titulaciones

Aunque es claro que los principios rectores son aplicables, como a las demás titulaciones, es razonable tener en cuenta lo siguiente:

  • La coincidencia entre las actividades de las titulaciones es diferente.
    • Los Títulos Propios tienen comúnmente superposiciones horarias con las actividades docentes y clínicas de las titulaciones de Grado y Máster, y desarrollan actividades clínicas con alta intensidad.
    • Los cursos de Formación Continua fueron acordados en el centro para impartirse en períodos de baja o nula actividad en las titulaciones oficiales (Grado y Máster), lo que es evidente en los horarios de viernes tarde y sábado mañana, pero puede valorarse el horario de viernes por la mañana.
  • El número de estudiantes en el curso 2019-20 en los Títulos Propios es de 181, con números bajos de estudiantes en cada titulación (un máximo de 20 y un mínimo 7). El número de estudiantes de curso de Formación Continua en el curso 2019-20 163, con números más variables por curso, con un máximo de 48.

4.4. Doctorado en Ciencias Odontológicas

El doctorado en Ciencias odontológicas (en este enlace) es una titulación de carácter investigador.

4.5. Una actividad transversal: la clínica odontológica

Todos los centros que imparten la titulación de Grado en Odontología en España gestionan en sus instalaciones clínicas odontológicas con una triple vertiente.

  • En primer lugar la docente, para asegurar la experiencia clínica suficiente adquirida bajo la vigilancia pertinente de sus estudiantes, como indica la legislación europea [16].
  • En segundo lugar, la investigadora, al ser el ámbito clínico básico para su desarrollo y su aprendizaje.
  • En tercer lugar, la asistencial. Todas las instalaciones mencionadas están reconocidas y supervisadas por las Consejerías de Sanidad de las Comunidades Autónomas en las que desarrollan su actividad, como clínicas odontológicas. Esto supone una responsabilidad adicional, debido al compromiso con el establecimiento y con el mantenimiento de la salud de los pacientes.

Adicionalmente, las titulaciones de formación Permanente que se imparten en el centro (Títulos propios y Formación Continua) tienen, en el caso de los Títulos Propios, una fuerte carga docente, investigadora y asistencial sustentada en la actividad clínica.

5. Los ámbitos

A los efectos de este documento, y para una mejor sistematización de las enseñanzas y las adaptaciones a que hubiera lugar, conviene clarificar brevemente los tipos de actividades docentes y el tipo de interacciones entre los estudiantes y los profesores.

5.1. En cuanto al tipo de actividad

5.1.1. Didáctica (docencia teórica)

La didáctica, o docencia teórica es aquella en la que el profesor trasmite, con los medios de apoyo pertinentes, la información o el conocimiento de un asunto.

5.1.2. Práctica

5.1.2.1. Preclínica

En este documento se entiende como docencia preclínica toda aquella en la que no hay intervención o presencia de pacientes, bien sean externos o internos (los propios estudiantes actúan, en ocasiones, como pacientes) y en la que se manejan materiales, instrumentos o productos. Habitualmente (pero no exclusivamente) esta actividad se realiza en los laboratorios o en las clínicas de la Facultad.

A los efectos de este documento, enfocado a las modificaciones en la docencia o del calendario de organización docente obligadas por el riesgo pandémico, se entiende también como actividad preclínica aquella en la que se trata con pacientes virtuales aunque los contenidos puedan tener, y frecuentemente tengan, una consideración de docencia clínica innegable.

Esta actividad forma en ocasiones parte previa de la docencia que se imparte en asignaturas clínicas.

5.1.2.2. Clínica

Se entiende como docencia clínica toda aquella en la que intervienen pacientes no virtuales, bien sean internos o externos, como se definen en el apartado 5.1.2.1.Preclínica.

5.2. En cuanto a la interacción entre el estudiante y el profesor

El concepto de presencialidad se establece en este documento según sea la interacción del estudiante con el profesor, pues conviene hacerlo al haberse introducido situaciones nuevas.

5.2.1. Presencialidad directa

Definida como la interacción directa, personal e in situ, del estudiante con el profesor, sea cual fuere la relación numérica entre ambos.

5.2.2. Interacción a distancia

Interacción entre el estudiante y el profesor, realizada a distancia, por medios electrónicos síncronos o asíncronos, sea cual fuere la relación numérica entre ambos.

Puede tener múltiples formatos: clase, seminario, tutoría, etc.

5.2.3. No presencialidad

 Comprende las acciones que el estudiante realiza sin la presencia del profesor, siguiendo autónomamente sus directrices. Esta actividad puede realizarse individualmente por cada estudiante o en grupos, y habitualmente se realiza extramuros.

6. Puestos disponibles

6.1.1. La ventilación de los espacios

En las RMU20-21 [2] se dice, respecto a la limpieza y desinfección de las superficies y espacios: “46.- Siempre que las condiciones climatológicas y las instalaciones lo permitan mantener las ventanas abiertas, con las debidas medidas de seguridad. Se deben realizar tareas de ventilación frecuente en las instalaciones, como mínimo, de forma diaria al inicio y final de la jornada y de las aulas después de cada uso, por espacio de al menos cinco minutos, para permitir la renovación del aire, y de diez minutos si el espacio estaba ocupado previamente”.

Los laboratorios preclínicos de la planta sótano (López Viejo y Juan Mañés) están ubicados en espacios sin ventanas, cuya ventilación depende principalmente de la que procede de la salida de emergencia.

El riesgo de contagio del virus SARS-CoV-2 por vía aérea en el interior de los edificios es más elevado cuando existe poca ventilación [17].Aunque no está determinado el grado de recambio de aire adecuado en estas circunstancias -estudiantes, PAS y PDI supuestamente sanos pero potencialmente infectivos, en procedimientos variados-, hay varios indicadores orientativos:

  • La Organización Mundial de la Salud, para espacios en los que se trata a potenciales pacientes, en procedimientos potencialmente productores de aerosoles, ha propuesto una tasa de 160 L/s por cada persona [18]. Debe recordarse que las prácticas preclínicas tienen una duración mayor de 1 ó 2 horas, en general.
  • Los Ministerios de Sanidad y para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico han emitido unas recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales para la prevención de la propagación del SRAS-Cov-2 [17]. “Ante la incertidumbre de un valor fijo, se recomienda un mínimo de 12,5 L/segundo y ocupante en los sistemas de climatización, reduciendo o eliminando en lo posible la recirculación de aire en os equipos […]. Si el edificio en origen no dispone de sistemas de ventilación mecánica, es recomendable la apertura de ventanas accesibles. Aunque pueda generar cierta incomodidad por las corrientes de aire, o sensación térmica, está demostrado que la renovación de aire por ventilación cruzada baja las tasas de contaminantes de las estancias. Incluso en edificios con ventilación mecánica es recomendable realizar una ventilación regular con ventanas”.

6.1.1.1. Laboratorios preclínicos

Con estas consideraciones, siguiendo el principio de precaución y atendiendo a la maximización de la seguridad, se recomienda adoptar las distancias mínimas estrictas de 1.5m o más de distanciamiento, lo que reduce los puestos disponibles a la mitad en ambos laboratorios de la planta sótano.

Adicionalmente, deben programarse interrupciones periódicas de las actividades para optimizar la ventilación.

6.1.1.2. Clínica

La previsión del número y situación de equipos dentales utilizables con seguridad es ciertamente la más compleja, pues deben considerarse las distancias razonables entre ellos durante su utilización, considerando la posibilidad de generación de aerosoles, los tiempos de limpieza y desinfección posteriores a cada paciente y las condiciones ambientales.

Deben tenerse presentes las recomendaciones de ventilación mencionadas más arriba, de aplicación más directa en el caso de tratamiento de pacientes, por más que los tratamientos tengan diferentes potenciales de generación de aerosoles.

A este respecto, la Gerencia del centro ha comprometido y apremiado la instalación de sistemas de protección de caídas que permitan abrir las ventanas centrales de la planta tercera, aumentando notablemente las posibilidades de ventilación natural de la instalación y posibilitando la utilización de la totalidad de los puestos.

6.1.2. Los puestos disponibles

En las RMU20-21 [2; 3] se recomienda que cada universidad haga “un cálculo de coeficientes de ocupación de cada una de las actividades docentes e investigadoras que se desarrollen en sus instalaciones” para averiguar si las diferentes actividades podrán llevarse a cabo presencialmente en su totalidad.

6.1.3. Didáctica presencial directa

Planta

Espacio

Didáctica

Puestos posibles (aproximados) con 1.5 m de distanciamiento mínimo

Sótano

 

Seminario I

84

42

Seminario II

40

14

Seminario III

36

17

Seminario IV

36

12

Seminario V

48

24

Seminario VI

58

20

Seminario VII

48

18

Primera

 

Florestán Aguilar

144

36

Bernardino Landete

144

36

Salón de actos

300

90

Segunda

García Vicente

99

43

García Gras

101

48

Fernando del Rio

100

48

Luis Calatrava

100

44

 

6.1.4. Práctica presencial directa

6.1.4.1. Preclínica y clínicas

Planta

Espacio

Clínicas

Preclínica

Puestos posibles con 1.5 m de distanciamiento

Observaciones

Sótano

López Viejo

-

96

48

La distribución original, no modificable, es de 1.2 m de distanciamiento entre puestos

Juan Mañés

48

24

Tercera

Clínicas

130

 

65

Permite distancias admisibles en condiciones de generación de aerosoles

 

6.1.5. El acceso a y el transcurso de las actividades

Los protocolos de medidas organizativas y específicas del centro contendrán información acerca de la organización y el escalamiento del acceso y de la salida de los estudiantes, PAS y PDI en relación con las actividades presenciales, y de las medidas de trazabilidad aplicables.

7. Propuestas de adaptaciones de la docencia, la evaluación y la transparencia

En este apartado se hacen consideraciones y recomendaciones de adaptación de la docencia a los escenarios previsibles, basadas en la experiencia del final de curso actual y en otras recomendaciones, utilizando como base las mencionadas en RMU20-21 [2; 3], las Medidas extraordinarias propuestas por la universidades de Madrid para la finalización del curso académico 2019-20 ante la situación excepcional provocada por Covid-19 [19] y el Marco Común de actuación de las Universidades de la Comunidad de Madrid ante la Covid-19 en el curso 2020/2021 [4].

7.1. La coordinación

Se mantendrá la coordinación de asignaturas como parte importante de los sistemas de calidad de las titulaciones que se imparten en la Facultad.

7.1.1. Los representantes de los estudiantes

La labor de los delegados de curso ha sido fundamental en el estado de alarma anterior y lo seguirá siendo en el curso 2020-21. Su labor de canalizar dudas o propuestas permitirá ordenarlas y tratarlas eficientemente.

Teniendo en consideración las restricciones de reunión, y con la colaboración estrecha del decanato, se recomienda a todos los cursos que actualicen a sus representantes mediante el método que juzguen más oportuno. Igualmente se recomienda que haya representantes de los turnos en que se dividirá cada curso (en coordinación con quien ostente la delegación), por la posibilidad de tengan necesidades diferentes.

7.2. La docencia

7.2.1. La presencialidad directa

El propio Ministerio de Universidades señala “la deseable preponderancia de la enseñanza presencial como forma más adecuada para la educación superior de calidad en términos generales” [2]. La relación directa de los estudiantes con el profesor es la esencia de la enseñanza presencial, siendo insustituible por sus valores cognitivos, socializantes y emocionales.

En un escenario de, como mínimo, limitaciones de la presencialidad, que puede derivar a restricciones completas de la enseñanza presencial [5], es obligado que los cuerpos docentes ideen estrategias para que el nivel de adquisición de competencias no se vea mermado. Aunque es de esperar que el marco temporal de aplicación de estos escenarios sea corto, es innegable que el curso 2020-21 deberá moverse en ellos, al menos en su comienzo [5].

La presencialidad directa permite una evaluación constante y continua de los estudiantes, y permite el valor añadido de la retroalimentación directa.

La Universidad Complutense de Madrid es una universidad de carácter presencial y las titulaciones que se imparten en la Facultad de Odontología tienen un carácter eminentemente práctico, en su mayoría necesariamente presencial.

Resulta por tanto necesario buscar una programación equilibrada entre las actividades que se pueden desarrollar a distancia y las que se deben realizar presencialmente. En atención a los principios rectores enumerados más arriba (Principios rectores del Marco de la programación docente de la Facultad de Odontología para el curso 2020-21, página 4) la Facultad de Odontología programará sus actividades buscando que todas aquellas que puedan desarrollarse a distancia se programen así para facilitar la presencia en el centro de estudiantes, pacientes, PAS y PDI en las actividades necesariamente presenciales, preclínicas o clínicas.

Se recomienda a los profesores que el profesor grabe las clases y las ponga a disposición de los estudiantes que las necesiten por causas justificadas

7.2.1.1. Las metodología docentes presenciales y a distancia

La presencialidad directa no debería ser indistinguible de la interacción a distancia en las actividades didácticas (docencia teórica): la retransmisión en directo (vía streaming o mediante otra tecnología similar) que permita una interacción síncrona o asíncrona) de una actividad didáctica en la que no se interacciona con los estudiantes no tiene ventajas para ellos, por lo que los esfuerzos para posibilitar la presencialidad pueden verse desaprovechados.

Adicionalmente, la mera trasposición de la actividad docente presencial directa a un entorno de interacción a distancia no garantiza su eficiencia [20]. Para ello es conveniente la formación del profesorado y de los estudiantes [5; 6]. Aunque el centro ha realizado acciones en este sentido, es conveniente programar alguna adicional para ampliar el número de profesores y diversificar los contenidos.

Parece razonable implementar formación referida a varios de los aspectos que se mencionan en este documento en cuanto a metodologías o estrategias (docencia síncrona y asíncrona, tutorías, rúbricas, etc.) o en cuando a herramientas docentes y competencias digitales.

Para contribuir a ello la UCM ha preparado un plan de formación integral del profesorado (accesible en este enlace) en una formación coordinada y común en estrategias docentes adaptadas a la no presencialidad.

También hay una interesante página web de docencia en línea de la UCM (https://www.ucm.es/docenciaenlinea/), con recetas simplificadas y con un repositorio de recursos para docencia en línea y formación.

7.2.1.2. Los grupos docentes

La didáctica de las asignaturas del Grado y del Máster oficial está asignada a un solo grupo en todas ellas, excepto en Comunicación y Psicología, que tiene un grupo en inglés. La docencia práctica está asignada en varios grupos, con diferentes proporciones profesor/alumno, dependiendo del tipo de actividad (preclínica o clínica).

Tabla 1. Proporciones estudiante profesor, según el tipo de actividad práctica

 

Curso

Estudiantes/profesor

Preclínicas

1º a 5º

13

Clínicas

2º y 3º

10

4º y 5º

8

Estas proporciones están establecidas como (Tabla 1):

Cada Departamento tiene asignados profesores para cumplir estas proporciones, contando con una matrícula (promedio) de 100 estudiantes por asignatura, en todos los cursos.

En consonancia con las esperables restricciones económicas que limitarán las contrataciones y con la disponibilidad de horarios y espacios para ello, el propio Ministerio de Universidades menciona [2] que “Teniendo en cuenta la escasez de recursos docentes a corto plazo, no se considera conveniente doblar las clases por grupos para mantener la presencialidad, porque ello implicaría una sobrecarga insoportable para el cuerpo docente”.

En los casos en que sea imposible programar actividades didácticas simultáneas para todos los estudiantes de algunas asignaturas, los profesores encargados valorarán la posibilidad de combinar la docencia a distancia síncrona con la asíncrona.

7.2.1.3. La equidad y la estabilidad de los grupos

  • Actividades didácticas

De acuerdo con el principio de la priorizar presencialmente de las actividades necesariamente presenciales, el de minimizar la concurrencia de personas y de transportes al centro y el de disminuir los movimientos de personas, sobre todos estudiantes, dentro del centro, se recomienda la realización a distancia de las actividades didácticas y de las prácticas en las que esto sea posible.

Puede ser razonable impartir presencialmente las actividades didácticas asociadas a actividades prácticas presenciales, si el número de estudiantes es bajo.

  • Actividades prácticas, de presencialidad necesaria

La limitación de espacios atendiendo a las medidas de seguridad y distanciamiento afectarán muy probablemente a las actividades prácticas necesariamente presenciales, dependiendo de los espacios que se utilicen (clínicas, laboratorios, etc.).

Parece necesario establecer turnos en la docencia práctica presencial, si al aplicar las medidas de distanciamiento y seguridad los espacios no permiten una presencia simultánea de todos los estudiantes de una misma asignatura.

Una medida elemental que posibilita la trazabilidad de eventuales infecciones y limita la probabilidad de su expansión es la de hacer coincidir siempre -en la medida de lo posible- a los mismos estudiantes y profesores. Ello permitiría, además, una organización menos compleja.

Es razonable estructurar los grupos y los turnos de manera que sean siempre los mismos estudiantes los que coincidan presencialmente.

Considerando la asunción de riesgos -aunque minimizados en lo posible- que supone el desplazamiento al centro para impartir o atender actividades presenciales, la recomendación de evitar aglomeraciones de entrada y salida, y la deseable limitación de concurrencia general simultánea,

… debe considerarse la posibilidad de maximizar la eficiencia: los estudiantes que tengan actividad presencial deberían tenerla en grupos estables como ya se ha mencionado, y en diferentes actividades en distintas asignaturas, el mismo día. Ello requeriría coordinación entre asignaturas del mismo curso en el momento del diseño de los grupos.

La simplificación de los horarios, la evitación de desplazamientos masivos y de las aglomeraciones y la minimización de necesidades de limpieza de espacios aconsejan que las personas varíen poco los espacios en que se mueven

Es razonable proponer que los grupos de estudiantes trabajen siempre los mismos, en el mismo aula, los días en que tengan actividades presenciales

7.2.2. La asignación de profesores a distintas actividades

La Facultad de Odontología sabe que la calidad de la docencia se consigue con, entre otras cosas, la preparación y la especialización del profesorado que la imparte. Para ello los Departamentos asignan su profesorado atendiendo a la disponibilidad y la formación, experiencia y especialización del profesorado que requieren las actividades propias de cada asignatura. Sin embargo, en los cursos precedentes se han producido desajustes no deseables en las proporciones profesor/alumno en algunas asignaturas, debidas a…

  • Diferencias del número de estudiantes matriculados con el previsto (100 por asignatura)
  • Bajas de profesorado por enfermedades o jubilaciones, retrasos en la realización de los concursos o reclamaciones a sus resultados
  • En las actividades clínicas, por diferencias de carga de trabajo clínico debidas a disparidades en las patologías que presentan o a la escasa concurrencia de pacientes.

En la situación motivada por la pandemia se han producido, además, alteraciones adicionales en el ritmo de los concursos de profesorado y han sobrevenido circunstancias (enfermedad, vulnerabilidad, situaciones de conciliación) que hacen difícil prever con exactitud la disponibilidad de PDI y PAS para programar con antelación y atender debidamente las necesidades docentes.

En estas circunstancias es responsabilidad del equipo decanal, la gerencia, los departamentos, las asignaturas, los profesores, los estudiantes y sus representantes, los servicios administrativos y técnicos y del PAS trabajar con flexibilidad, coordinación y cooperación, a lo que se hace un llamado en este documento.

7.2.2.1. El concepto de la ubicuidad del profesorado y del estudiante

En el Marco estratégico para docencia en el curso 2020/2021 [5] se introduce el concepto de profesor ubicuo, un término poco afortunado: “Cuando se permita, el eventual aislamiento, que no baja, de un profesor, no tiene que implicar el cese de actividad si el profesor sigue dando clase en remoto a los alumnos que siguen acudiendo al aula y a los que reciben la clase en otro sitio del campus. Es lo que llamamos la ubicuidad del docente y del estudiante

7.2.2.2. La versatilidad del profesorado

El profesorado asignado a cada asignatura es responsable de la docencia que en ella se imparte y de la evaluación adecuada de competencias que se realiza, ésta idealmente continua. Es deseable, por tanto, una estabilidad de asignación que posibilite una relación profesor-estudiante mantenida, y una coherencia y una consistencia evaluadoras y docentes.

Aunque la asignación del profesorado se hace, por los departamentos, atendiendo a las consideraciones mencionadas más arriba, debe recordarse que hay algunas actividades que no precisan, por su carácter básico o sencillo, la concurrencia de profesores de alta especialización o experiencia.

7.2.1. El Campus Virtual de la UCM y otras herramientas

El Campus Virtual (CV) de la UCM es la herramienta oficial de la universidad para posibilitar el contacto a distancia de los docentes y discentes. Las herramientas que propone permiten múltiples actividades diferentes.

Su papel ha sido fundamental en la terminación del curso 2019-20 y es de prever que lo continúe siendo para el 2020-21, y es necesario que sea utilizado por el profesorado de manera que facilite al alumnado la información, recursos, instrumentos y/o herramientas necesarias para que puedan realizar el trabajo autónomo preciso, además de para mantener el contacto y la interacción.

El profesorado debe poner a disposición del alumnado la información, los recursos y herramientas necesarias en el campus virtual antes del comienzo de las clases.

Todas las asignaturas deben virtualizarse en el Campus Virtual, que sirve como mecanismo de comunicación e intercambio de materiales entre el profesor y sus estudiantes.

Los estudiantes deben estar pendientes de su correo institucional, ya que en cualquier momento pueden recibir comunicaciones importantes de sus profesores o de Decanato a través de él.

A pesar de lo dicho, existen otras herramientas (ZOOM, Google Meet) contrastadas para la interacción con los estudiantes, que pueden ser utilizadas a discreción del profesorado, siempre que no supongan para los estudiantes impedimentos de acceso.

7.2.2. Las rúbricas

La rúbrica es un instrumento cuya principal finalidad es compartir los criterios de realización de las tareas de aprendizaje y de evaluación con los estudiantes y entre el profesorado [21; 22]. En este sentido son, aún las más sencillas, un instrumento eficaz para guiar a los profesores y estudiantes en el discurrir pedagógico y mantener la coherencia de la docencia y la evaluación en distintos grupos.

Se recomienda a los profesores desarrollen rúbricas de las diferentes actividades de sus asignaturas

7.2.3. Los manuales y guiones de las asignaturas

Los manuales, guiones o textos-guía de las asignaturas son excelentes materiales de apoyo y guía para los estudiantes acerca de los contenidos de la asignatura, lo que es especialmente relevante en un contexto de presencialidad disminuida.

Se recomienda a los profesores preparen manuales o guiones de sus asignaturas, haciéndolos disponibles a sus estudiantes

7.2.4. Las tutorías

Las tutorías tienen unas indudables funciones instructiva, profesional y de ayuda a la maduración social [23; 24] especialmente relevantes en los escenarios previsibles para el curso 2020-21.

Para una mejor organización y eficiencia se recomienda a los profesores que estimulen y organicen las tutorías individuales y grupales de los estudiantes a su cargo, marcando fechas y horas determinadas y programándolas a distancia.

7.3. La evaluación

De acuerdo con El Marco estratégico de la UCM para docencia en el curso 2020/2021 [5] y las Recomendaciones para la planificación del curso académico 2020-21 de la fundación Madri+d [6], la Conferencia de Decanos de la Facultades de Odontología de España [8] recomienda de manera unánime la preparación de evaluaciones ordinarias presenciales si fueran posibles y recuerdan la importancia que la evaluación continuada y permanente tienen en el contexto actual.

Los exámenes parciales podrán ser de presencialidad obligatoria si así lo recomienda el profesor, se programan de manera que no afectan a la docencia de otras asignaturas y las normas de seguridad pueden cumplirse. Se deben planificar con tiempo, preferiblemente al comienzo del cuatrimestre.

7.4. Las adendas a las fichas docentes de las asignaturas

De acuerdo con RMU20-21 “Todas las medidas de presencialidad adaptada deberán hacerse públicas con anterioridad a la apertura del período de matriculación encada universidad“ [2]. En este sentido, la Red Española De Agencias De Calidad Universitaria (REACU), en relación a los cambios introducidos en la metodologías docentes y de evaluación, aplicables en el período de excepción, dice [25] “El estudiantado debe conocer con antelación suficiente tanto las metodologías docentes, como cuáles van a ser los métodos de evaluación aplicables. Es necesario que dichos cambios sean aprobados por los órganos competentes de las universidades y documentados y comunicados a las y los estudiantes, mediante cambios de las guías docentes o por otros mecanismos de comunicación de los que dispongan las universidades que conduzcan a la misma finalidad”. Aunque esto se anuncia aplicable al período de excepción, tiene sentido que en el período de la nueva normalidad se siga adoptando esta recomendación de transparencia, pues no se espera una vuelta a la normalidad inmediata tal y como la describen las Guías Docentes de las asignaturas en vigor.

En el Marco estratégico para docencia en el curso 2020/2021 [5] se dice :“[…] es necesario que, en la medida de lo posible, todos los cursos tengan determinada cuanto antes qué proporción y cómo se organizará la docencia presencial y no presencial. Por una parte, porque si no tienen prevista una mínima parte no presencial, llegado al momento puede que los profesores no puedan incrementarla. Y segundo, porque la adaptación a este nuevo esquema docente no es ni mucho menos sencilla”.

Se deduce, por tanto, y a la espera de la normativa que pueda emanar de la UCM, que cada asignatura deberá actualizar mediante una adenda sus guías docentes para su actividad en el curso 2020-21.

7.4.1. La importancia de la asignación de los tiempos del estudiante

Es de resaltar la importancia -y la dificultad aparejada- que tiene el diseño de una docencia equilibrada y acorde con el tiempo total de trabajo del estudiante (presencial directo, con interacción a distancia o no presencial) asignado a cada signatura, siendo responsabilidad del profesor determinar de la manera más ajustada posible los tiempos que sus actividades supongan para el estudiante de manera que coincidan con los estipulados en el plan de estudios.

Es, por tanto, responsabilidad del profesor tasar el tiempo que un estudiante promedio debe emplear para todas las actividades que conlleva el cursar la asignatura, ajustarse a ello en su programación y reflejarlo en su Guía Docente y en la eventual adenda a ella.

En este sentido, se recuerda que un crédito ECTS , como se define en el RD 1125/2003 [26] “es la unidad de medida del haber académico que representa la cantidad de trabajo del estudiante para cumplir los objetivos del programa de estudios […] En esta unidad de medida se integran las enseñanzas teóricas y prácticas, así como otras actividades académicas dirigidas, con inclusión de las horas de estudio y de trabajo que el estudiante debe realizar para alcanzar los objetivos formativos propios de cada una de las materias del correspondiente plan de estudios”. En la Memoria del Titulo de Grado en Odontología [27] que dio origen al Plan de estudios actualmente vigente [28] el número de horas por crédito ECTS se fija en 25.

7.4.2. Las adendas

Estas adendas deberían contener planes de contingencia y adaptaciones para ambos escenarios sobre…

  • Metodología docente (didáctica y práctica preclínica o clínica, según sea el caso)
  • Presencialidad (directa o a distancia, o combinada)
  • No presencialidad (del alumno)
  • Metodologías de evaluación
  • Previsiones de actividades y evaluación en el caso del escenario de confinamiento o restricción

8. Plan de contingencia: el escenario 2

Debe recordarse, en este apartado, la imprevisibilidad de la aparición, duración, grado de restricción y ámbito de aplicación de las eventuales restricciones de movilidad o de actividades.

La Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid, comprometida con las razones de seguridad y los principios expuestos más arriba en este documento, ha programado sus actividades minimizando los riesgos en la medida de los posible.

En la eventualidad de que sea obligado el escenario 2, las titulaciones del centro tienen restringidas al máximo sus posibilidades de cambio de modo de impartición (el pasar de impartir presencialmente a impartir a distancia). Esto hace más relevante el respeto por todos, dentro y fuera de la Universidad, de las medidas higiénicas y sanitarias, en evitación responsable de episodios de contagio.

Es racionalmente imposible programar actividades para comenzar en un tiempo indeterminado, con una duración desconocida. Teniendo en cuenta el esfuerzo máximo que tanto los docentes como los discentes han desarrollado para programar el escenario 1 con las máximas medidas de seguridad y la mínima presencialidad posible, la Facultad de Odontología propone la prolongación en el tiempo del curso académico (por un tiempo a determinar) de manera que se compense en la medida de lo posible la potencial pérdida de actividades. Adicionalmente valorará la posibilidad de ampliar sus horarios en dicha prolongación del curso.

Referencias

[1]      Ministerio de la Presidencia Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática (2020). RD 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2020-3692

[2]      Ministerio de Universidades (2020). Recomendaciones del Ministerio de Universidades a la comunidad universitaria para adaptar el curso universitario 2020-2021 a una presencialidad adaptada.

[3]      Secretaría General del Ministerio de Universidades (2020). Nota del Secretario General de Universidades sobre recomendaciones del Ministerio, al presidente de la CRUE.

[4]      Consejería de Ciencia Universidades e Investigación (2020). Marco Común de actuación de las Universidades de la Comunidad de Madrid ante la Covid-19 en el curso 2020/2021.

[5]      Vicerrectorado de Ordenación Académica (2020). Marco estratégico para docencia en el curso 2020/2021.

[6]      Fundación Madri+d (2020). Recomendaciones para la planificación del curso académico 2020-21http://www.madrimasd.org/uploads/recomendaciones_para_la_planificacion_del_curso_academico_2020-2021_de_25_de_junio_de_2020.pdf

[7]      Grupo ENE-COVID (2020). Estudio Nacional de sero-Epidemiología de la Infección por SARS-CoV-2 en España (ENE-Covid). https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/ene-covid/docs/ESTUDIO_ENE-COVID19_INFORME_FINAL.pdf

[8]      Conferencia de Decanos de la facultades de Odontolgía de España (2020). Comunicado de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Odontología de España sobre las Facultades de Odontología como centros sanitarios y sobre el inicio del curso 2020-21.

[9]      Facultad de Odontología (2020). Protocolo de medidas organizativas y específicas: guía de recomendaciones preventivas para la reincorporación en la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid en relación a la potencial exposición al Sars-Cov-2 https://odontologia.ucm.es/file/guiareincorporacion

[10]    Jefatura del Estado (2020). RD 21/2020, de 10 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. https://boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-5895

[11]    Ministerio de Educación (2006). Ley Orgánica 2/2006, de Educación. https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2006-7899

[12]    Unidad de Prevención de Riesgos Laborales (2020). Procedimiento de integración de medidas preventivas frente al SARS-CoV-2 en los protocolos específicos de medidas organizativas de los centros de la UCM (Aprobado por el Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo el 13 de mayo de 2020). Madrid: Universidad Complutense de Madrid.

[13]    Greenhalgh T, Schmid MB, Czypionka T, Bassler D y Gruer L (2020). Face masks for the public during the covid-19 crisis. Brit. Med. J, 2020; 369(m1435. 10.1136/bmj.m1435: https://www.bmj.com/content/bmj/369/bmj.m1435.full.pdf

[14]    World Health Organization (2020). Transmission of SARS-CoV-2: implications for infection prevention precautions. https://www.who.int/publications/i/item/modes-of-transmission-of-virus-causing-covid-19-implications-for-ipc-precaution-recommendations

[15]    Facultad de Odontología (2020). El Trabajo de Fin de Máster. https://www.ucm.es/masterodontologia/trabajo-fin-de-master

[16]    Parlamento Europeo (1978). DIRECTIVA 1978-687-CE actividades de los odontólogos.

[17]    Ministerio de Sanidad y Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (2020). Recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales para la prevención de la propagación del SRAS-Cov-2. https://www.miteco.gob.es/es/ministerio/medidas-covid19/sistemas-climatizacion-ventilacion/default.aspx

[18]    World Health Organization (2020). Infection prevention and control during health care when COVID-19 is suspected: interim guidance, 19 March 2020: World Health Organization. https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331495/WHO-2019-nCoV-IPC-2020.3-eng.pdf

[19]    Fundación Madri+d (2020). Medidas extraordinarias propuestas por la universidades de Madrid para la finalización del curso académico 2019-20 ante la situación excepcional provocada por Covid-19.

[20]    Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).(2020). Enseñar y aprender en línea. https://www.uned.es/universidad/inicio/uned_uoc_solidaria/elearning.html

[21]    Masmitjà JA, Irurita AA, Trenchs MA, Cañada FJA, Miró MB, Marín AC, Busquets MC, Zugarramurdi MG, Bellowa LH, Vives PJ, Galera FL, Ruiz LM, Ferré MM, Durán XP, Martínez FP, Puig MS y Merino BV (2013). Rúbricas para la evaluación de competencias: Instituto de Ciencias de la Educación.

[22]    ANECA Guia de apoyo para la redacción, puesta en práctica y evaluación de los resultados del aprendizaje. Madrid: ANECA. http://www.aneca.es/Documentos-y-publicaciones/Otras-guias-y-documentos-de-evaluacion/Guia-de-apoyo-para-la-redaccion-puesta-en-practica-y-evaluacion-de-los-RESULTADOS-DEL-APRENDIZAJE

[23]    Lázaro Martínez ÁJ (1997). La función tutorial en la formación docente. Revista Interuniversitaria de Formación Profesioal, 1997; 28(93-108. https://web.ua.es/es/ice/documentos/tutorial/material/ivjornada/la-funcion-tutorial.pdf

[24]    López Gómez E (2017). El concepto y las finalidades de la tutoría universitaria. Una consulta a expertos. Revista Española de Orientación y Psicopedagogía, 2017; 28(2):61-78. https://www.redalyc.org/pdf/3382/338253221004.pdf

[25]    Red Española de Agencias de Calidad Universitaria (2020). Acuerdo de REACU de 3 de abril de 2020, ante la situación de excepción provocada por el COVID-19.

[26]    Ministerio de Educación Cultura y Deporte (2003). RD 1125/2003 Sistema europeo de créditos y sistema de calificaciones en las titulaciones universitarias de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional. https://www.boe.es/buscar/pdf/2003/BOE-A-2003-17643-consolidado.pdf

[27]    ANECA (2009). Memoria del Titulo de Grado en Odontología. Universidad Complutense de Madrid. https://www.ucm.es/data/cont/docs/1118-2015-09-03-1memoriadeverificacion.pdf

[28]    CAM (2010). Plan de estudios del título de Graduado o Graduada en Odontología. http://www.bocm.es/boletin/CM_Orden_BOCM/2010/08/11/BOCM-20100811-14.PDF

Comunicado de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Odontología de España, del 6 de julio, sobre las Facultades de Odontología como centros sanitarios y sobre el inicio del curso 2020-21

Madrid, 6 de julio 2020.

El pasado día 1 de julio de 2020 la Conferencia de Decanos de Odontología de España se ha reunido telemáticamente con asistencia de los Decanos o Decanas de los centros que se relacionan debajo para tratar, en el punto cuarto del Orden del día, del comienzo del curso académico 2020-21 de la titulación de Grado en Odontología.

Esta Conferencia ha considerado su responsabilidad tomar una posición común en varios aspectos relacionados con este asunto para facilitar lealmente a las instituciones sus tomas de decisión, teniendo en cuenta que son los centros los responsables de las titulaciones, que gran parte de su enseñanza se basa en las actividades clínicas asistenciales.

Las Facultades de Odontología como centros sanitarios.

El Ministerio de Universidades, en sus Recomendaciones del Ministerio de Universidades a la Comunidad Universitaria para adaptar el curso universitario 2020-2021 a una presencialidad adaptada del 10 de junio de 2020 señala, en su punto 8º: “Cada universidad […] establecerá antes del comienzo del curso 2020-2021 un plan de contingencia que permita, en caso de que la situación sanitaria así lo requiera, un cambio masivo e inmediato a un sistema de docencia online”. Esta recomendación tiene su fundamento en la posibilidad los posibles rebrotes y la aplicación subsiguiente de medidas de restricción de la movilidad o las actividades.

Las medidas de restricción establecidas en el confinamiento por el RD 463/2020 del 14 de marzo resultaron en la interrupción de la docencia presencial en la universidades en todo el territorio español, afrontada con gran esfuerzo de todos los colectivos implicados, tanto administrativos como docentes y discentes.

Todos los centros que imparten de Grado en Odontología gestionan en sus instalaciones clínicas odontológicas con una triple vertiente.

  • En primer lugar la docente, para asegurar la experiencia clínica suficiente adquirida bajo la vigilancia pertinente de sus estudiantes, como indica el Artículo 1.2 de la DIRECTIVA 1978-687-CE sobre coordinación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas relativas a las actividades de los odontólogos.
  • En segundo lugar, la investigadora, al ser el ámbito clínico básico para su desarrollo y su aprendizaje.
  • En tercer lugar, la asistencial. Todas las instalaciones mencionadas están reconocidas y supervisadas por las Consejerías de Sanidad de las Comunidades Autónomas en las que desarrollan su actividad, como clínicas odontológicas.

Las clínicas odontológicas no universitarias de todo el territorio nacional han podido retomar su actividad asistencial en el momento en que han podido instaurar las medidas preventivas marcadas por las instituciones sanitarias, de acuerdo con su responsabilidad hacia sus pacientes.

Sin embargo las clínicas odontológicas de las Facultades en las que se imparte la titulación de Grado en Odontología han visto interrumpida su labor asistencial junto con el resto de la actividad docente regular, no clínica, de las universidades. Esto ha supuesto un importante detrimento de la salud de los pacientes que a ellas acudían, no solo porque no se han podido atender las urgencias sobrevenidas sino porque la interrupción de tratamientos y la inatención de situaciones clínicas no susceptibles de retraso tienen consecuencias lesivas para su salud.

Por esta razón la Conferencia de Decanos de Odontología de España acuerda por unanimidad solicitar de las autoridades sanitarias y universitarias que, en el caso de que ocurran nuevas restricciones en las actividades de las universidades, los centros sanitarios mencionados puedan atender a sus pacientes, con las debidas medidas de seguridad.

La docencia en el curso 2020-21.

Los decanos de la Conferencia recuerdan la importancia de priorizar la seguridad de los estudiantes, pacientes, PDI y PAS, en el ámbito académico, clínico y de investigación.

De manera unánime recomiendan que en la medida de lo posible, atendiendo a las especificidades de cada centro y siempre respetando íntegramente las medidas de seguridad, se propicie la presencialidad de las diferentes actividades priorizando aquellas que son necesariamente presenciales.

Recomiendan la preparación de evaluaciones presenciales si fueran posibles y recuerdan la importancia que la evaluación continuada y permanente tienen en el contexto actual.

Instan a todos los centros a prever actividades complementarias, sustitutorias o de apoyo para la eventualidad de posibles rebrotes con la consiguiente restricción de actividades presenciales.

 

Firmado en Madrid,

José Carlos de la Macorra

Presidente de la Conferencia de Decanos

 

Centros asistentes a la Conferencia:       

Alfonso X El sabio

Complutense de Madrid

Internacional de Cataluña

Salamanca

Barcelona

Europea de Madrid

Islas Baleares

Santiago de Compostela

Católica de San Antonio

Europea de Valencia

Murcia

Sevilla

Católica de Valencia San Vicente Mártir

Europea Miguel de Cervantes

Oviedo

Valencia

CEU San Pablo

Gran Canaria Fernando Pessoa

País Vasco

Zaragoza

CEU Valencia Cardenal Herrera

Granada

Rey Juan Carlos

 

Escrito, del 15 de abril, informando de la propuesta de calendarios y modos de evaluación del centro por parte del equipo decanal

Madrid 15 de abril de 2020.

 

Para todos los que estudian o trabajan en la Facultad de odontología de la UCM:

Ante todo, quisiera comenzar estas líneas manifestando, una vez más, mi sincero deseo de que os encontréis bien de salud y ánimo, tanto vosotros como vuestros allegados y conocidos.

El presente escrito persigue aliviar vuestras inquietudes sobre la adaptación del calendario y de la metodología docente y de evaluación ante la emergencia del COVID-19.

Dicha adaptación, que expondré más adelante, es el fruto del intenso trabajo desarrollado antes y durante la de Semana Santa con mi equipo en cooperación con el rectoral, y consensuado con los Directores de Departamento.

Debo aclarar, en primer lugar, que tal adaptación responde a las directrices generales pautadas por el Rectorado, incluidas en el orden del día del próximo Consejo de Gobierno del 24 de abril, a las que todas las Facultades debemos acomodarnos.

Igualmente debo, en segundo lugar, recordar que, aunque la situación ha venido siendo fluida y cambiante, creemos que ha llegado el tiempo y es nuestra responsabilidad hacer propuestas definidas que nos permitan fijar plazos y continuar adelante.

Adelanto, en tercer lugar, que la adaptación deberá ser ratificada por la Junta de Facultad, la cual será convocada a la mayor brevedad. La fecha está pendiente de la información que debe compartirse con todos, especialmente en los Departamentos y las Comisiones de Coordinación de nuestras titulaciones (Grado y Postgrado).

Quiero compartir con vosotros la convicción de que resulta ilusorio intentar normalizar completamente una situación como la actual, y ninguna adaptación del calendario y del sistema de evaluación, incluida la que expondré después, podrá satisfacer todas las expectativas de un centro como el nuestro. La adaptación pues, lejos de pretender eliminar por completo cualquier impacto negativo en nuestro colectivo académico intenta de modo más pragmático, y sustentado en todo caso en muchas horas de trabajo, discusión y reflexión, rebajar al máximo tal impacto negativo a partir de un escenario realista y, por ello mismo, practicable. Habrá muchos otros retos y dificultades por el camino, pero estoy seguro de que los superaremos con lealtad y compromiso hacia y con la Universidad.

Para llegar a la propuesta que expondré a continuación hemos hecho las siguientes consideraciones:

  • La conferencia de Decanos de las Facultades de Odontología de España ha acordado por unanimidad, en su reunión telemática del 10 de abril de 2020, “recomendar a todas las universidades de España en las que se imparte la titulación del Grado en Odontología que la terminación del curso 2019-20 se produzca en todo caso antes de la finalización del mes de julio, para todos los cursos (de 1º a 5º).”
  • Existe gran incertidumbre acerca de…
  • La duración del actual confinamiento y la posibilidad de que, una vez eliminado, se repita.
  • El modo y ritmo en el que la actividad universitaria se vaya a recuperar (el proceso conocido como desescalado) tras la finalización de dicho confinamiento.
  • El momento en el que la docencia o las evaluaciones presenciales vayan a ser posibles en las debidas condiciones de seguridad y considerando las circunstancias personales, sanitarias, económicas y familiares de los estudiantes, los profesores y el PAS.
  • El momento en el que la Dirección General de Salud Pública de la CAM levantará la suspensión que durante un mes, en principio, determinó el 7 de marzo de “las prácticas que se realizan en cualquier centro sanitario ubicado en el territorio de la Comunidad de Madrid, por los alumnos de los grados en ciencias de la salud u otras titulaciones y ciclos formativos, incluidas las prácticas de los ciclos formativos de formación profesional.”.
  • El momento en el que, tras levantarse la mencionada suspensión, pueda efectivamente retomarse la actividad práctica clínica en las debidas condiciones de seguridad para los estudiantes, PAS, pacientes y profesores.
    • Hay que recordar que la situación actual hará obligatorio el uso más complejo de EPIs para todas las clínicas, probablemente la adaptación o remodelación de los espacios, la instauración de cuotas de pacientes, profesores, PAS y estudiantes para evitar aglomeraciones y la adopción de protocolos de seguridad más exigentes.
    • Ello hará con toda probabilidad que el comienzo efectivo de la actividad se retrase respecto al momento en que sea autorizada y puedan acometerse las mencionadas adaptaciones.

Por otro lado, debemos ser conscientes de que la docencia ha debido transformarse desde la presencial a la no presencial, con gran esfuerzo de los profesores y de los estudiantes y en un tiempo muy corto, en una Universidad presencial y en unos estudios como los nuestros, de gran contenido práctico preclínico y clínico.

Hay actividades, especialmente las mencionadas prácticas, que no han podido completarse. A este respecto, los departamentos han instado a sus profesores a implantar procedimientos alternativos para minimizar la disminución de formación que puedan ser, también, objeto de evaluación.

Estas son las líneas maestras de la adaptación que, remarco, debe aún considerarse en los Departamentos y por los estudiantes, discutirse y perfilarse en las Comisiones de Coordinación de Grado Posgrado, y aprobarse en la Junta de Facultad, y que se resume de la siguiente manera:

  1. Estas líneas vincularán a la Facultad en su conjunto, esto es, a todas y cada una de las asignaturas que integran los Planes de Estudios de Grado y Máster.
  2. La docencia virtual se mantendrá vigente hasta próximo el 29 de mayo, de manera general, para toda la UCM
  3. El sumario de fechas de las evaluaciones y las entregas de actas es:

 

 

 

C. Ordinaria

C. Extraordinaria

Períodos de evaluación

Grado

Junio (1 a 20)

Julio (1 a 20)

Máster

Julio (1 a 20)1

Septiembre (1 a 20)1,2

Cierre de actas

Grado

30 de Junio

30 de Julio

Máster

30 de Julio

30 Septiembre

1 Exige defender los TFM en este período
2 Los TFMs en el Máster en Ciencias Odontológicas son trabajos frecuentemente de investigación que requieren actividad o seguimiento de pacientes en la clínica de la Facultad de Odontología. Algunos han podido verse interrumpidos por el cierre de las clínicas, por lo que carecerían de sentido en su estado actual y varios tutores y alumnos están poniendo de manifiesto esta circunstancia. Ante esto hemos hecho al Vicerrectorado de Estudiantes una propuesta específica adicional, consistente en permitir la matriculación sin costo únicamente en la asignatura TFM del próximo curso académico 2020-21 a aquellos alumnos afectados por la inactividad obligada de las clínicas (COVID-19). Esta propuesta está aún sin aprobar.

 

  1. Todas las evaluaciones serán no presenciales, a distancia. Esta decisión podría retrotraerse si se diera el improbable caso de que la situación cambiase a tiempo para los períodos de exámenes
  2. Si algún estudiante no pudiera presentarse a las convocatorias ordinaria o extraordinaria por problemas graves debidamente justificados y derivados de la situación excepcional generada por el COVID19 podrán:
    1. comunicarse con la Vicedecana y coordinadora de la titulación de Grado (rgarcillan@odon.ucm.es) o con el Vicedecano de Postgrado y coordinador de la titulación de Máster (aleigl01@ucm.es), según corresponda, antes del día 1 de mayo para la valoración del problema y la búsqueda de una solución excepcional, o
    2. comunicarse con el Vicerrectorado de Estudiantes antes del 1 de mayo, para solicitar la bonificación de la matrícula de las asignaturas necesarias en el curso 2020-21.
  3. En cuanto a los Trabajos de Fin de Grado (TFG), tienen rasgos peculiares que obligan a modificar su evaluación. Son trabajos que constan de dos partes: las pruebas de ECOEs, y el portafolio, que contiene la memoria de actividades y el caso clínico. El equipo decanal, liderado por la Vicedecana de Grado, está adaptando las pruebas de ECOEs para poder evaluarlas a distancia.

La información precisa para la elaboración de la memoria de actividades podrá suministrarla el centro, de manera coordinada por el Vicedecano de Clínicas. Es importante hacer notar que el acceso al sistema Salud, para recopilar información de los casos, no es posible desde fuera del centro por motivos de seguridad y protección de datos.

Es claro que el grado de compleción de los casos clínicos estará seguramente afectada por la situación actual. Si el caso estaba terminado en el momento de la interrupción de las actividades, podrá presentarse normalmente. Si, en cambio, estaba comenzando o por comenzar, el estudiante deberá, siempre de acuerdo con su tutor, presentar lo realizado o previsto y una propuesta de realización o finalización del tratamiento, basada en la evidencia científica.

  1. Una última consideración se impone, finalmente, en relación con la manera de concluir la docencia del presente Curso Académico 2019/2020. Siendo los Departamentos sus responsables, caben algunas consideraciones respecto a la Calidad, debidas a la nueva situación.

En las actuales circunstancias, las Guías docentes originales de las asignaturas no pueden cumplirse en lo que respecta a actividades formativas y a la evaluación, pues estos aspectos se han visto afectados por la imposibilidad de impartir docencia y de realizar actividades evaluables de forma presencial. Los coordinadores de ambas titulaciones incluirán en la web correspondiente una información general acerca de los cambios obligados, y cada asignatura deberá igualmente incluir, dentro de su espacio virtual, información básica sobre los aspectos de la docencia que han debido, obligadamente, modificarse: sistema de impartición de la docencia y criterios y sistemas de evaluación.

Por otra parte, es imprescindible considerar la diversidad de circunstancias del alumnado confinado en sus domicilios. El acceso a la docencia y a la evaluación en línea puede ser muy complicado para aquellos estudiantes cuyas condiciones de habitabilidad, conectividad o disponibilidad de ordenador propio no les permiten beneficiarse plenamente de las facilidades de la docencia en línea.

Entendiendo que la equidad no puede ser en ningún caso menoscabada, quiero enviar un mensaje de tranquilidad y apelar a la responsabilidad de profesores y alumnos en las complicadas circunstancias actuales. La responsabilidad incluye, necesariamente, esfuerzos adicionales de unos y otros, pero también una actitud comprensiva de manera que en ningún caso puedan propiciarse desigualdades mayores a las que de por sí impone la docencia en condiciones de presencialidad.

Antes de terminar, os recuerdo que los documentos más relevantes publicados por el Ministro de Universidades y la Fundación Madri+d, entre otros, que han servido de base para el desarrollo de la estrategia de la UCM y la de nuestra Facultad ante la crisis, están íntegramente trasladados en El Decano Informa, en la web del centro, desde su publicación.

Esto es todo por el momento.

Me despido hasta nueva ocasión de vosotros, insistiendo en transmitiros todo mi ánimo y afecto, de manera muy particular a los que habéis sufrido más cercana o directamente las consecuencias dramáticas del COVID-19.

Un fuerte abrazo,

 

Prof. Dr. José Carlos de la Macorra

Decano
Facultad de Odontología
Universidad Complutense de Madrid

Comunicado de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Odontología de España, del 10 de abril

En el día de hoy la Conferencia de Decanos de Odontología de España se ha reunido telemáticamente con asistencia de los Decanos o Decanas de los centros que se relacionan debajo para tratar, en el punto primero del Orden del día, del período de terminación del curso académico 2019-20 de la titulación de Grado en Odontología.

Esta Conferencia ha considerado su responsabilidad tomar una posición común en este asunto para facilitar lealmente a las universidades sus tomas de decisión, ello teniendo en cuenta que son los centros los responsables de las titulaciones.

Hay diferencias evidentes existentes entre los centros en cuanto a número de estudiantes, experiencia de su profesorado o capacidad tecnológica para atender las necesidades de la evaluación y la docencia no presenciales, obligadas actualmente. Sin embargo hay situaciones que permiten una evaluación común por ser similares.

Es claro que no todos los cursos del Grado en Odontología se ven afectados de igual manera, siendo más crítica la decisión para los estudiantes del último año, en el prácticum. Efectivamente, la carga docente de estos estudiantes es casi fundamentalmente clínica, siendo esta actividad la más perjudicada por la situación causada por la pandemia, el consiguiente confinamiento y las restricciones que algunas autoridades autonómicas han impuesto a su desarrollo. Aunque en opinión de la Conferencia debe reconocerse la dificultad de alcanzar plenamente las competencias a que las memorias de la titulación comprometen, recuerda que para algunas de las no alcanzadas puede hacerse, siquiera parcialmente, mediante sistemas de docencia alternativos, y la Conferencia anima a sus miembros a apoyar a los profesores en su impartición.

En los demás cursos hay materias y asignaturas en las que la incidencia de las restricciones mencionadas es desigual o pequeña. Además, y más importante, los centros tienen la posibilidad para de acuerdo a sus propias estimaciones establecer mecanismos de recuperación en el curso 2020-21.

Es también evidente que cada centro y cada asignatura tendrá capacidades o necesidades diferentes de evaluación, que deberán individualmente adaptarse a sus disponibilidades.

Ha pesado también en la decisión de esta Conferencia la incertidumbre acerca de las fechas en las que el mencionado confinamiento o las restricciones sanitarias autonómicas vayan a terminar, de cómo y a qué velocidad se podrán recuperar efectivamente las actividades clínicas en los centros y de la prontitud con que podrán adaptarse a las nuevas exigencias de seguridad que responsablemente deberán implementar. En relación con esto, al acercarse las fechas de los posibles períodos de evaluación es obligado informar a los estudiantes y los profesores de cuándo podrán fijarse estos para permitirles enfocar sus actividades de preparación, de acuerdo a sus situaciones personales y familiares. Igualmente, el tener un marco temporal permitirá a los centros programar racionalmente dichas evaluaciones con la antelación suficiente.

Por tanto, la Conferencia ha considerado necesario acordar una postura común acerca de las fechas de terminación del curso actual y así poder recomendar un marco temporal colectivo general.

En consecuencia, ha sido la decisión unánime de la Conferencia recomendar a todas las universidades de España en las que se imparte la titulación del Grado en Odontología que la terminación del curso 2019-20 se produzca en todo caso antes de la finalización del mes de julio, para todos los cursos (de 1º a 5º).

Firmado en Madrid,

José Carlos de la Macorra

Presidente de la Conferencia de Decanos

 

Universidades presentes
    Barcelona
    Católica de San Antonio
    žCatólica de Valencia San Vicente Mártir
    CEU San Pablo
    CEU Valencia Cardenal Herrera
    Complutense de Madrid
    Europea de Madrid
    Europea de Valencia
    Europea Miguel de Cervantes
    Gran Canaria Fernando Pessoa
    Granada
    Internacional de Cataluña
    Islas Baleares
    Murcia
    País Vasco
    Salamanca
    Santiago de Compostela
    Sevilla
    Valencia
    Zaragoza

Reflexiones sobre criterios generales para la adaptación del sistema universitario español ante la pandemia del Covid-19, durante el curso 2019- 2020, del 4 de abril. Documento de Trabajo

Exposición de motivos

Ante la situación creada en el ámbito de la educación superior en todo el país por la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19, el sistema universitario español necesita una serie de medidas decididas de forma consensuada para su adaptación ante los múltiples impactos de esta crisis sobre las actividades docentes. Estas medidas estarán vigentes durante este curso 2019-2020.

En este contexto, este documento sintetiza las reflexiones elaboradas en una mesa de trabajo técnica con la participación del Ministerio de Universidades, representantes delegados por las Comunidades Autónomas, representantes de las Agencias de Evaluación de la Calidad, representantes de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas y representantes del Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado. Estas reflexiones constituyen una aportación a los criterios orientativos que debieran ser debatidos y decididos en la reunión de la Conferencia General de Política Universitaria convocada para el 15 de abril. Asimismo, previamente, son remitidas para su valoración a las Consejerías con responsabilidad sobre la política universitaria de las Comunidades Autónomas, a la Conferencia de Rectores de las Universidades Española, al Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado, y a los representantes sindicales.

Los criterios académicos objeto de esta reflexión compartida parten de tres principios fundamentales. En primer lugar, el objetivo común es que ningún estudiante pierda este curso por esta crisis. En segundo lugar, que administraciones, universidades y agencias aúnen esfuerzos para garantizar la calidad académica de las enseñanzas que reciban los estudiantes en este final de curso 2019-2020. En tercer lugar, dejar muy claro el máximo respeto a la autonomía de las universidades en la gestión y desarrollo de sus titulaciones oficiales, así como la tutela de esa gestión por parte de las autoridades competentes, es decir las Comunidades Autónomas, con la colaboración del Ministerio de Universidades que se pone al servicio del conjunto de la comunidad universitaria. Acciones que globalmente reforzarán la confianza de la ciudadanía en la calidad del sistema universitario español y su capacidad de gestionar y superar esta crisis.

Asimismo, se considera adecuada la participación de la comunidad universitaria, especialmente del profesorado, el estudiantado y el personal de administración y servicios, a la hora de concretar estos criterios generales en las especificidades de cada titulación y/o materia.

1. Actividad docente y memorias de las titulaciones

Esta crisis sanitaria ha impactado en la actividad docente de las universidades españoles ya comenzado el segundo cuatrimestre del curso 2019-2020. En este sentido, todas las partes involucradas en la actividad universitaria, consideran que este curso debe seguir desarrollándose para finalizar cuando estaba previsto en las respectivas normativas académicas de cada universidad y/o centro, siempre teniendo el margen temporal necesario para realizar con garantías esta adaptación.

De esta forma, el desarrollo de este segundo cuatrimestre del curso 2019- 2020 implica, en estas circunstancias excepcionales, la transformación de la actividad docente (clases, evaluaciones y prácticas) de un formato presencial a un formato no presencial, con todas las matizaciones y casuísticas que se deben tener presente en cada caso concreto. Proceso que es responsabilidad de cada institución universitaria, que, en su caso, puede tener en consideración en determinados ámbitos académicos las aportaciones de las conferencias sectoriales de decanos/as.

Lógicamente, ello comporta un notable esfuerzo de las estructuras universitarias y, sobre todo, un gran esfuerzo de adaptación y de corresponsabilidad del profesorado y del estudiantado, para lo cual cuenta con el apoyo de los diferentes servicios de las universidades (pedagógicos, técnicos, informáticos...). Cabe aquí considerar como esencial que los mecanismos de coordinación internos de las titulaciones, de éstas con los centros, y de éstos con la universidad, funcionen intensamente para garantizar un proceso de transición armónico y garantista de las posibilidades reales del estudiantado de asumir el cambio de forma y método docente hacia el modelo no presencial, con un margen temporal tan limitado.

Es por ello que podría resultar muy oportuno que los órganos de gobierno de cada universidad, en consulta con estudiantes y profesores, pudieran aprobar un documento de criterios académicos de adaptación del formato presencial al formato no presencial de la docencia, válido para el conjunto de titulaciones oficiales de cada universidad, y que debería contar con la participación de los sistemas internos de garantía de la calidad e informar del mismo a sus respectivas Agencias de calidad.

Sería aconsejable que este documento fijara la temporalidad del desarrollo de este segundo cuatrimestre del curso 2019-2020, cómo se organizará la docencia no presencial y a través de qué plataforma virtual, cómo se desarrollarán las prácticas académicas curriculares y las extracurriculares, cuáles serán los criterios de evaluación generales para que cada titulación pueda adaptar a su especificidad académica, y cómo y cuándo se presentarán y evaluarán los trabajos finales de grado o de máster.

Este documente, asimismo, y de común acuerdo con las Agencias de calidad respectivas, podría incorporarse como una adenda a todas las memorias de grado y de máster para que quede constancia documental que justifique y explicite todos los cambios significativos introducidos en la actividad docente que se han debido implementar durante este segundo cuatrimestre del curso 2019- 2020, como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria del Covid-19. Ello confiere a todo el proceso seguridad académica y jurídica, y lo circunscribe a este segundo cuatrimestre del curso 2019-2020.

Estos cambios implicarán modificaciones igualmente de carácter excepcional, que deberían acometer las universidades, en las normativas de evaluación y aquellas normativas académicas o de permanencia, para adaptarlas a la realidad de este curso 2019-20.

2. Guías docentes.

Todas las asignaturas/materias de todos los grados y de los másteres en las universidades españolas cuentan con una Guía Docente, considerada como documento oficial que vehicula al/la profesor/a y al estudiante y evidentemente al centro y universidad. Aunque las Guías se diferencian notablemente entre unos u otros centros, es generalizado el que incorporen un esquema de contenidos y su secuenciación, las competencias fundamentales a asumir, una distribución de créditos/tiempo de dedicación a actividades en grupos teóricos y a prácticos, el material de apoyo y el sistema de evaluación que se empleará.

Estas Guías, en todos los casos, se elaboraron coherentemente con los elementos fundamentales que vertebran las Memorias de los títulos que fueron verificadas por las Agencias de calidad.

Por ello, ante la necesidad de transformar la actividad docente que actualmente es básicamente presencial en el sistema universitario español a un formato no presencial -con actividades sincrónicas y otras asincrónicas-, hecho que además urge realizarlo en el menor tiempo posible, la opción más operativa podría ser introducir una breve adenda en todas estas Guías Docentes. Esta adenda concretaría en cada asignatura los criterios generales aprobados para toda la universidad para la adaptación de la docencia al formato no presencial para este segundo cuatrimestre del curso 2019-2020. De esta forma, esta adenda informaría de cómo mínimo la forma en que se va a acabar de desarrollar la asignatura (contenidos, metodologías, vías telemáticas…), cómo se va a evaluar y cómo se van a desarrollar las tutorías.

Para poder hacerlo de forma coherente académicamente, es importante la labor de coordinación de las comisiones de titulación, que garanticen criterios comunes en la misma y, a su vez, orienten al profesorado ante el hecho de transformar en no presencial los contenidos, metodologías y sistemas de evaluación de cada una de sus asignaturas o materias.

Esta opción garantizaría la difusión y el conocimiento entre todo el estudiantado de cada asignatura de cómo va a implementarse este segundo cuatrimestre en estas circunstancias excepcionales en su asignatura, y, especialmente, hace público y oficializa el cambio de procedimiento evaluador y los criterios generales y específicos que lo condicionan. Esta opción, además, permitiría no tener que modificar las Guías, que podrían seguir vigentes para el curso siguiente. Asimismo, tiene la virtud que garantiza la información necesaria para el procedimiento de seguimiento de las titulaciones por los sistemas internos de garantía de la calidad y por las Agencias de calidad.

3. Prácticas.

Las diversas titulaciones tienen prácticas académicas curriculares que se establecen a través de una o varias asignaturas/materias con un cómputo de créditos diverso, y que en unos casos son optativos y en otros obligatorios. En este último caso, además, pueden tratarse de titulaciones de carácter habilitante para el ejercicio de una profesión, regulados por una norma estatal o de la Unión Europea. E, incluso, en alguna universidad está establecido que en todos sus grados las prácticas académicas externas tienen un carácter obligatorio. La casuística, por tanto, es muy amplia, y responde a una enorme pluralidad de sentidos formativos según la naturaleza académica de la asignatura/materia de que se trate.

A raíz de esta consideración general, se debería tener presente que cualquier solución que se considere, implique una diferenciación entre el estudiantado de un último curso de grado y de máster, de aquél que esté en cursos precedentes y que puede tener tiempo académico para realizar las prácticas que ahora no puedan desarrollarse. Por todo ello, puede resultar adecuado fijar unos criterios generales para todo el sistema de prácticas de una universidad, muy flexibles y adaptativos a realidades académicas extraordinariamente dispares que existen, pero que al mismo tiempo garanticen el rigor y calidad de las misma, que se deberían concretar luego a nivel de titulación por sus órganos de dirección y o coordinación.

En aquellas prácticas que se dirijan a estudiantes de último curso y que no estén en títulos de grado o de máster habilitantes, pueden fijarse un mínimo en el porcentaje de realización a partir del cual el resto del tiempo fijado de prácticas puede suplirse por la realización no presencial de otras actividades académicas relacionadas evaluables, que pueden ser de diverso tipo. Este porcentaje puede incrementarse por cada universidad o titulación según considere.

En el caso de prácticas que se dirijan a estudiantes de último cursos de grados o másteres que sí tienen el carácter habilitante, se puede aplicar los mismos criterios anteriores o, dependiendo de los casos, concretar una realización de dichas prácticas, o del tiempo que falta en su realización, de carácter intensivo y concentrado temporalmente en cuanto la situación sanitaria lo permita y siempre dentro de este año 2020, siendo temporalmente adecuado no sobrepasar el mes de septiembre u octubre para ello. En esta tipología de prácticas que, aunque estén en títulos de carácter habilitante tienen naturalezas académicas muy dispares, podría resultar adecuado tener presente los planteamientos consensuados por las conferencias sectoriales de decanos/as de estos ámbitos, ya que podría facilitar soluciones relativamente comunes en una misma titulación, aunque se imparta en universidades diferentes. Este podría ser el caso de las prácticas en titulaciones del ámbito de la Salud o de la Educación, por ejemplo.

Para aquellos estudiantes que estén cursando cursos de no finalización de la carrera, la opción óptima sería retrasar la realización de las prácticas (o del tiempo no desarrollado de las mismas) al próximo curso.

En cualquiera de los casos, estas opciones, si son criterios generales que afectan al conjunto de prácticas que se implementan en la universidad deberían ser incorporadas a esa adenda que se añade a todas las memorias de las titulaciones oficiales. Si, en cambio, hace referencia a cómo se llevarán a cabo las prácticas de una asignatura concreta en una titulación determinada, deberían incorporarse a las adendas de dichas asignaturas.

Todas las opciones deben garantizar la mínima calidad indispensable de las actividades prácticas académicas. Siendo las universidades en el ejercicio de su autonomía y por el conocimiento de sus titulaciones y sus especificidades las que concretarán estas propuestas.

Finalmente, cabe tener presente las prácticas académicas externas no curriculares, que se desarrollan en diversas titulaciones. En este caso, la opción más adecuada, especialmente si son estudiantes no de último curso de carrera, es la suspensión temporal de la práctica y su traslado a otro momento académico en este u ulterior curso. Ahora bien, dependiendo de la naturaleza de la práctica, podría no suspenderse, y si las partes (estudiante y empresa o institución) así lo acordasen realizarse en formato online. Siempre garantizándose las condiciones previas y la calidad del proceso formativo implicado.

4. Evaluación.

El sistema universitario español actualmente articulado en términos docentes por los principios del Espacio Europeo de Educación Superior, como así se recoge en la legislación vigente, asumió como básico el sistema de evaluación continuada, que, en cada universidad, titulación y asignatura, tiene una concreción específica coherente con su naturaleza académica y formativa y en relación al volumen de estudiantes matriculados, que es recogida en sus guías docentes y acorde sus normativas de evaluación. Si bien en todos los casos tiene como objetivo la evaluación del progreso continuado de aprendizaje del estudiante.

En este sentido, el sistema de evaluación continuada, y su plasmación relativamente flexible, implica en la práctica que actualmente haya asignaturas o materias con un número elevado de evidencias evaluativas, y en otros casos éstas sean limitadas. Asimismo, en algunas se incorporan al proceso evaluativo trabajos individuales o colectivos, seminarios, exposiciones, experiencias de laboratorios, pruebas prácticas, y en otras se confiera un valor relevante a los exámenes presenciales. Planteamientos que están, al mismo tiempo, mediatizados por un elemento clave como es la magnitud de la clase: no es igual evaluar a 200 estudiantes que evaluar a una clase con 10 estudiantes, en el sentido de que las estrategias evaluativas y los procedimientos a implementar van a tender a ser relativamente diferentes.

Ante la crisis sanitaria, y mientras no cambien las medidas aprobadas de confinamiento actualmente aprobadas, obliga a transformar la evaluación presencial actual en un sistema de evaluación no presencial fundamentalmente.

Para garantizar la transparencia de este cambio, su difusión y la equidad de oportunidades para el estudiantado, sería adecuado introducir en la adenda aprobada por los órganos de gobierno de la universidad, y que se incorporará a todas las memorias de titulación, unos criterios generales de evaluación no presencial.

Esta opción permite que, a su vez, cada titulación y al final cada asignatura concrete posteriormente cómo va a proceder para evaluar los resultados del aprendizaje de este segundo cuatrimestre del curso 2019-2020. Delimitando, así, cuáles serán los criterios de evaluación específicos y los métodos que se implementarán, así como su temporalidad. Estas actuaciones deberían consensuarse con los estudiantes y difundirse con el tiempo académico necesario para que éstos puedan asumir el cambio y prepararse adecuadamente.

Esta información concreta formaría parte de la adenda que se incorpore excepcionalmente para este curso a las Guías Docentes, dando seguridad jurídico-académica a todas las partes implicadas en el proceso-evaluativo. En unos casos este cambio no supondría mayor problema, al especificarse en la Guía la fórmula elegida, porque la evaluación actual ya se basaba en evidencias como, por ejemplo, trabajos a presentar por el estudiantado. Por lo que su plasmación no presencial es relativamente fácil.

En cambio, en otros casos, sí que podría haber problemas de adaptación en asignaturas/materias con un número de estudiantes importante. Aquí se podrían arbitrar soluciones académicas alternativas a las pruebas tradicionales presenciales (preguntas tipo test, orales, casos prácticos, etc…) siempre contando con el uso de recursos metodológicos, tecnológicos e informáticos que permitan superar los inconvenientes del número alto de estudiantes, garantizando de esta forma el rigor y la calidad académica del procedimiento evaluador.

Hay un tercer grupo de asignaturas que podría necesitar una solución ad hoc, aquéllas en que su evaluación es fundamental o totalmente práctica (por ejemplo, desde algunas del grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte a otras de grados o másteres que requieran el uso de laboratorios, como podría ser Veterinaria). En estos casos, se deberían valorar opciones alternativas no presenciales de evaluación e, incluso si cambiase la situación de confinamiento y las medidas sanitarias excepcionales y durante este curso académico, aunque con posterioridad a las fechas de evaluación establecidas hasta ahora, podrían realizarse presencialmente.

De forma global a todo este cúmulo de cambios en el sistema de evaluación de las asignaturas o materias que configuran el plan de estudios de cada titulación oficial, se debería asegurar que cualquier propuesta que se aporte pueda tecnológicamente ser asumida por todo el estudiantado. En caso de que así no fuera, las universidades, con el apoyo de la administración, deberían proporcionar la capacidad de cobertura al conjunto del estudiantado.

5. Procesos de seguimiento y de acreditación de titulaciones de grado y de máster.

Los criterios generales que acompañen a las adendas de las memorias de los títulos oficiales de grado y de máster, si son consensuados por las universidades y por sus respectivas agencias de calidad, garantizan la oficialidad del procedimiento y el que las opciones elegidas de adaptación de la docencia presencial a la docencia no presencial sean consecuentes y coherentes con los proyectos formativos que implican cada título -y que en el fondo, suponen un compromiso firme entre las universidades y la sociedad-. Esta opción permite, a su vez, que todo el sistema sea conocedor de los criterios genéricos y de las especificidades que los concretan en cada universidad, centro, titulación y asignatura/materia -en este caso, a través de las Guías Docentes-. Al mismo tiempo, que garantiza que cuando se produzca un proceso de acreditación en unos años, haya documentación sólida y contrastable de la excepcionalidad de la situación académica vivida durante el curso 2019-2020.

El papel de la ANECA y de las Agencias de calidad universitaria de las Comunidades Autónomas es muy destacado, al colaborar desde un inicio con las universidades en esta adaptación de la docencia, de forma que todas las partes tengan la misma información desde el primer momento. Ello facilitaría, lógicamente, todos los procesos posteriores de seguimiento y acreditación.

En este sentido, sería muy importante que los procesos de seguimiento de las titulaciones siguieran desarrollándose, para así acompañar el desarrollo de este presencial. Esto permitiría detectar disfunciones y poder aportar soluciones, en un tiempo relativamente breve, dado que hablamos de un período de excepcionalidad limitado.

6. Difusión.

Todos estos cambios excepcionales, deberían ponerse en conocimiento de todo el profesorado y del estudiantado, de las administraciones y de las agencias de calidad en el plazo más breve posible.

7. Temporalidad académica.

El inicio y finalización del curso académico universitario depende de la decisión de cada universidad, existiendo consuetudinariamente un margen relativamente amplio, aunque en general la duración en semanas académicas del curso sea bastante igual en todas al aplicar los principios operativos del EEES. Este hecho, podría permitir, dentro de unos márgenes que en algunos casos podrían consensuarse por las diferentes universidades de una Comunidad Autónoma, que cada universidad pueda adaptar esta finalización del curso e inicio del siguiente para asumir cambios en la actividad docente que se deben producir (y se están produciendo) en este segundo cuatrimestre del curso 2019- 20, como consecuencia de la pandemia del Covid-19.

8. Trabajos finales de Grado y Trabajos Finales de Máster

Los TFG y los TFM deberán adaptarse a la situación de emergencia igualmente como el resto de la actividad docente universitaria. Las universidades podrán fijar nuevos requerimientos académicos, nuevos márgenes temporales y arbitrar la fórmula no presencial para su presentación y valoración por las comisiones respectivas. Estos planteamientos de adaptación globales de los TFG y TFM, deberían incorporarse en la adenda con los criterios generales que aprobarán sus órganos de gobierno y que se incorporarán a las Memorias de los títulos. A partir de los mismos, posteriormente cada centro y/o titulación podrá adaptarlos, a su vez, a su naturaleza y características académicas y formativas.

En todo caso, se pueden constatar dos casuísticas diferenciadas: las de aquéllos TFG o TFM que deberían presentarse este curso 2019-2020, y las de aquéllos que estén siendo realizados, pero que el estudiante no esté en el último curso. En el primero de los casos, las universidades y los centros deberían reforzar la actuación de los tutores académicos y su acción orientativa y de seguimiento sobre el estudiantado implicado, para adecuar el proceso de investigación y elaboración a las condiciones de acceso a la información, la bibliografía o la realización de prácticas actuales. En este caso, se deberían, asimismo, explicitar previamente los criterios de evaluación, con el consenso y conocimiento del estudiantado con el tiempo adecuado para su superación, como igualmente poner de manifiesto el método o plataforma que se utilizaría para la presentación y defensa del TFG o TFM virtual.

Ante la situación actual, las universidades podrían ampliar los plazos de presentación para facilitar su elaboración al estudiantado, aunque siempre dentro del presente espacio temporal del curso 2019-2020.

Aquellos estudiantes que estén desarrollando ya sus TFG o TFM pero no se encuentren en el último año de carrera, deberían poder seguir haciéndolo durante el curso posterior o cursos posteriores con normalidad. Madrid 4 de Abril de 2020

 

El Ministro de Universidades

Manuel Castells Oliván

El Secretario General de Universidades

José Manuel Pingarrón Carrazón

Medidas extraordinarias propuestas por las universidades de Madrid para la finalización del curso académico 2019-2020 ante la situación excepcional provocada por COVID-19, del 3 de abril

CONTEXTO

La Fundación para el Conocimiento madri+d, órgano externo de evaluación del sistema universitario de la Comunidad de Madrid, que forma parte de la red de agencias españolas (REACU) y europeas (ENQA y EQAR), considera oportuno informar de que, dentro del diálogo que mantiene constantemente con sus universidades, las decisiones a adoptar ante circunstancias extraordinarias que afectan a toda España y a toda Europa, deben ser consensuadas por todos los órganos de calidad afectados.

En las últimas semanas, la Fundación ha recibido múltiples consultas de las universidades madrileñas ante la necesidad de adaptar, en una situación de excepción, titulaciones cuya impartición está planificada en modalidad presencial a una modalidad no presencial. En este contexto, la Fundación reconoce los esfuerzos que las universidades, en el marco de la autonomía universitaria, están llevando a cabo, con la racionalidad y responsabilidad necesarias, en la adopción de medidas para afrontar de la mejor forma posible el actual contexto académico.

En este sentido, y con el objeto de facilitar a las universidades un marco de referencia que les aporte seguridad sobre su buen hacer en estos momentos, se están manteniendo diversas reuniones con el resto de agencias y otros agentes y autoridades, con el fin de alcanzar acuerdos conjuntos que den cobertura a todas las necesidades que las universidades españolas están planteado a sus respectivas Agencias. En este sentido no se pueden obviar que en los últimos días CRUE está solicitando y canalizando las propuestas de las conferencias de decanos, generando documentos (ver anexos) que recogen las indicaciones que los expertos en las distintas áreas de conocimiento proponen para hacer frente a esta situación.

Estos acuerdos son necesarios para evitar, que ante un mismo supuesto excepcional, se adopten soluciones que supongan diferencias jurídico-administrativas y académicas entre los distintos sistemas educativos de nuestras comunidades autónomas y, por supuesto, se trata sobre todo de velar por el interés del estudiante, sea del territorio que sea, asegurándole la adquisición de los resultados de aprendizaje previstos en la titulación que cursa.

Este documento es el resultado de un proceso de consulta a todas las universidades madrileñas sobre las acciones que han emprendido, en función de sus características específicas y de los recursos de los que disponen para llevar a cabo la adaptación de sus enseñanzas. El objetivo es, por un lado identificar y sintetizar las actuaciones de las universidades para obtener un conocimiento del conjunto de sistema madrileño, y por otro, que esta compilación sirva de referencia para todos los componentes del sistema a la hora de identificar buenas prácticas.

Este documento será referencia para la Fundación, en el diálogo con las demás agencias españolas, autoridades y otros agentes, para establecer acuerdos en materia de evaluación de la calidad de la educación, específicos para la situación excepcional en la que estamos inmersos, atendiendo a los criterios y directrices de calidad establecidos a nivel europeo. Todo ello sin perjuicio de las medidas específicas que en el ámbito de sus competencias puedan adoptar las autoridades educativas en un futuro.

CONTENIDO

1. Reprogramación de actividades docentes y formativas:

1.1. Acuerdos generales

  • Potenciar los mecanismos de coordinación horizontal y vertical para asegurar que la reprogramación de las asignaturas se hace de manera armónica y supervisada dentro de cada Centro.
  • Proponer actividades inclusivas que no conlleven exclusivamente recursos audiovisuales, sino que permitan a todos los estudiantes adquirir las competencias de la asignatura del modo más sencillo posible.
  • La reprogramación docente debe quedar registrada por escrito, y aceptados en las Comisiones académicas correspondientes.
  • Información y transparencia. Los estudiantes deben ser informados puntualmente de dichos cambios, y con suficiente antelación:
    1. Adaptación de las Guía docentes. Se recomienda la inclusión de una adenda a las fichas docentes en las que se incorpore información sobre posibles modificaciones en el programa, metodologías, recursos de internet, etc.
    2. Publicación en las distintas Aulas Virtuales toda la información relativa a la adaptación docente.
  • Para minimizar y gestionar el riesgo de abandono de los estudiantes y garantizar la adquisición de competencias y resultados de aprendizaje, se propone desarrollar un proceso de monitorización continua de la sustitución de la docencia presencial, basada en encuestas a PAS y PDI e informes del director de título, donde se focaliza en el % de asistencia de los alumnos a las sesiones online en cada título, el grado de sustitución de docencia presencial por actividades online síncronas y sobre cómo se están alcanzado las competencias y resultados de aprendizaje en cada título

1.2. Clases teoría, seminarios, tutorías etc.

  • Transformación progresiva e inclusiva a la docencia virtual:
    • Clases teóricas, seminarios, tutorías y otras actividades académicas
    • Método síncrono: Skype empresarial, Teams, Zoom o Blackboard collaborate, etc.
    • Mantenimiento de los horarios de clase establecidos en la programación docente. Las actividades docentes síncronas (en tiempo real) se deben programar en la medida de lo posible en los horarios fijados para la impartición de la asignatura.
    • Grabación de las sesiones para que los estudiantes internacionales a los que pueda afectar la diferencia horaria accedan a las clases grabadas en un horario adecuado.
    • Del mismo modo, las tutorías grupales o individuales en línea se realizarán en los días y horas previstos para la docencia de la asignatura.
  • Seminarios u otra formación prevista para programas de Doctorado, podrá ser sustituida por alternativas virtuales o aplazadas a la espera de la posibilidad prevista con anterioridad al estado de alarma, a criterio de la Universidad.
  • Apoyo y asesoramiento al PDI para la transformación:
    • Cursos de formación específicas para el PDI.
    • Desarrollo de materiales didácticos para impartir docencia virtual.
    • Apoyo para el desarrollo de tareas concretas como el uso de las herramientas de comunicación, el desarrollo de actividades de evaluación, talleres, la creación y configuración de exámenes, la elaboración de bancos de preguntas o la gestión de la tabla de calificaciones, entre otras.
    • Creación de tutoriales y videotutoriales sobre el uso de las distintas plataformas.
    • Apertura de un canal de resolución de dudas sobre las plataformas.
    • Creación de espacio de buenas prácticas colaborativas.
    • Creación de la figura de “Embajador Digital” (PDI con formación y experiencia en innovación docente y uso de herramientas de elearning).
  • Provisionar de equipos portátiles al PDI y PAS que lo necesite y así garantizar que pueden acceder a todas las herramientas e información de los sistemas de la universidad.

1.3. Clases prácticas

  • Sustitución por actividades formativas online siempre que garanticen los mismos resultados de aprendizaje previstos.
    • Ejemplo: simulador Practicum Script para el razonamiento clínico.
    • El contenido teórico básico de las prácticas de laboratorio (no clínicas) se impartirá on line, contemplándose una posible reducción de horas en la asignatura global a 7-6h/ECTS.
    • Garantizar que los alumnos tienen la posibilidad de instalar en sus propios ordenadores licencias del software. Asignaturas que usen por ejemplo Matlab/Simulink, CATIA, etc.
    • Conectarse virtualmente (sistemas VPN) los profesores y alumnos a las aulas de ordenadores donde se alojan todos los programas de simulación de prácticas que se usan habitualmente en la docencia práctica.
    • Para los alumnos de último curso, si se han realizado más del 60% de las prácticas o laboratorios (un porcentaje medido en ECTS por asignatura) y se considera que las competencias específicas de las mismas están adquiridas, el alumno deberá completar su labor práctica con el desarrollo de un proyecto virtual en el que contemple los aspectos que queden por efectuar y podrán ser evaluadas.
  • Aplazamiento y recuperación intensiva de las asignaturas experimentales, clínicas, actividades prácticas de laboratorio hasta el momento de retomar la actividad presencial.
    • Existen prácticas que requieren de la utilización de software que solo está instalado en los equipo de la universidad (cadna - navision - Cex3x, etc..), los alumnos en sus equipos domésticos no disponen de estas licencias.
    • Existen prácticas que requieren de la utilización de instalaciones, hardware, maquinaria, instrumental y equipamiento profesional, (audio, video, instalaciones deportivas, etc.) sin las cuales no puede desarrollarse el componente práctico o aplicado de determinadas materias.
  • Inclusión en el curso 2020-2021 de las prácticas no realizadas este año, anulando la matrícula de este curso y ampliando la matrícula del curso que viene sin coste para el estudiante.
    • Variante: si se han realizado más del 60% de las prácticas y se considera que las competencias básicas están adquiridas se les permitirá que al inicio del curso siguiente puedan completar lo que les falta sin por ello tener que efectuar una nueva matriculación de la asignatura (evitando por tanto un nuevo desembolso económico), reconociéndoles todo lo ya realizado y teniendo que cumplimentar lo que falta. Esta situación se aplicará siempre y cuando el 60% de la parte práctica o de laboratorios sumada a la parte teórica de la signatura no permita al alumno superar la asignatura según se consigne la tabla de porcentaje de calificación recogida en la guía docente, en cuyo caso quedará a su discreción superar la asignatura con la nota que le corresponda o completar la parte práctica o de laboratorio al curso siguiente para tener disponible el 100% de la calificación.
  • En el caso de que algunas competencias específicas no se puedan trabajar en la asignatura de forma completa, y estas tengan continuidad en asignaturas de cursos posteriores a lo largo del itinerario formativo, se podrá indicar en cuáles de esas asignaturas se podría desarrollar un plan específico de refuerzo para el próximo curso.
  • Análisis del impacto actividades formativas de carácter práctico, laboratorios, etc.

1.3.1. Prácticas externas

Como criterio general, según las medidas adoptadas por la CRUE: Se establecerá como porcentaje recomendado para considerar un nivel suficiente de formación que se haya cursado el 50% de los créditos contemplados en los diversos practicum, rotatorios o asimilados. Del mismo modo, servirán como guía de actuación, tanto para las universidades, como para las agencias u otros agentes implicados, los acuerdos adoptados por las conferencias sectoriales en relación a las prácticas externas.

En todo caso, se deberá asegurar la adquisición de las competencias y resultados de aprendizaje mínimos previstos.

  • Suspensión temporal de todas las prácticas externas que se desarrollan en entidades públicas y privadas en cualquier comunidad autónoma.
    • Retomada la normalidad: continuar con las prácticas transcurrido el plazo de suspensión o reubicación del estudiante en otra entidad para completar sus prácticas.
    • Extender el calendario académico para cubrir la práctica asistencial u otro tipo de prácticas (Ej: Es el caso del MU Psicología General Sanitaria, MU Formación del Profesorado).
    • Se ofrecerá la posibilidad de prorrogar las prácticas académicas por el mismo período de tiempo en que se encuentren suspendidas por esta causa siempre que haya acuerdo entre el estudiante y la empresa/institución.
    • En el caso de prácticas con ayuda de estudios, es necesario tener cuenta la situación a efectos de la Seguridad Social.
    • Para prácticas externas de carácter optativo: se podrá sustituir esta asignatura por otra cuando no se hubieran iniciado o se hubieran interrumpido al poco de iniciarse.
  • Transformación a prácticas externas no presenciales. Cuando las entidades colaboradoras aseguren la posibilidad de desarrollar las actividades formativas de manera no presencial, se continuará con la realización de las prácticas en esta modalidad.

1.3.2. Prácticas clínicas área Salud

  • Las competencias de prácticas clínicas en titulaciones del área de Salud, podrán cubrirse a través de distintas alternativas:
    • Utilización de simulaciones virtuales o situaciones clínicas virtuales, priorizando las competencias que se podrían adquirir de este modo.
    • Empleo de otro tipo de actividades formativas (talleres virtuales de casos clínicos, reproducciones de estímulos visuales y auditivos (radiografías, fotos de lesiones, preparaciones macro-microscópicas, electrocardiogramas, etc.), situaciones simuladas escritas de problemas clínicos, simulación por parte del docente de un paciente estandarizado, etc.
    • Se podrá reconocer como práctica profesional la labor asistencial realizada por aquellos estudiantes que se hubieren presentado como voluntarios o hayan sido contratados para dar apoyo ante la escasez de personal sanitario, siempre que se puedan dar por cubiertas las competencias de la citada práctica.
    • En el caso de titulaciones relacionadas con profesiones de especial relevancia para la mejora de la situación de Estado de alarma, como las de salud o psicología, se tendrá en cuenta cada hora o crédito desarrollado dentro del tiempo que dure el Estado de alarma como doble, con expreso conocimiento y aprobación por parte de la Junta de Gobierno de la Universidad, para reconocer así a extraordinaria labor social que ha supuesto la práctica profesional realizada.
    • Aunque en algunas se han incluido vídeos y software para ver y “hacer” la práctica simulada, su utilidad creemos que no alcanza el nivel de desarrollo de competencias (incluidas las trasversales) que se alcanzan en la práctica en contextos reales.
  • Por lo que respecta al Prácticum en el área de Educación o de Salud se arbitraran los mecanismos que establezcan las autoridades educativas de la Comunidad, sin embargo queremos reseñar que son motivo de especial seguimiento los alumnos de último curso, para los cuales se arbitraran los mecanismos temporales necesarios para prorrogar su curso y permitir que completen su formación, aunque esto suponga prorrogar la finalización del curso hasta el mes de septiembre u octubre.
  • Por lo que respecta a los alumnos del resto de cursos se organizarán los turnos y rotaciones necesarias en el próximo curso puedan recuperar estas prácticas, si bien es verdad que para ello debe contarse con el apoyo de la Consejería de Educación y de Sanidad que deberán modificar igualmente las convocatorias y rotaciones de plazas en Colegios y Centros hospitalarios el próximo curso.

1.3.3. Prácticas en el ámbito de la Educación

  • El plan de tutorización realizado en centros educativos (que siguen funcionando virtualmente), podría cubrir las competencias prácticas de los estudiantes, demostrando la adquisición de los resultados de aprendizaje. Es de aplicación de los MU en Formación del Profesorado y titulaciones afines.
  • Por lo que respecta al Prácticum en el área de Educación o de Salud se arbitraran los mecanismos que establezcan las autoridades educativas de la Comunidad, sin embargo queremos reseñar que son motivo de especial seguimiento los alumnos de último curso, para los cuales se arbitraran los mecanismos temporales necesarios para prorrogar su curso y permitir que completen su formación, aunque esto suponga prorrogar la finalización del curso hasta el mes de septiembre u octubre.
  • Por lo que respecta a los alumnos del resto de cursos se organizarán los turnos y rotaciones necesarias en el próximo curso puedan recuperar estas prácticas, si bien es verdad que para ello debe contarse con el apoyo de la Consejería de Educación y de Sanidad que deberán modificar igualmente las convocatorias y rotaciones de plazas en Colegios y Centros hospitalarios el próximo curso.

1.3.4. Prácticas externas extracurriculares

  • Si las prácticas no se han podido reconvertir a la modalidad no presencial, las partes afectadas pueden acordar que se retomen las prácticas transcurrido el plazo de suspensión. Casuística:
    • Que el periodo de prácticas finalice durante la duración de la suspensión.
    • Que tras la suspensión quede todavía periodo de prácticas.
    • Que tras la suspensión las partes quieran ampliar el periodo de prácticas.

1.4. Movilidad Internacional

  • En cuanto a los programas de movilidad se podrá evaluar si se ha cursado al menos el 75% de los créditos/horas lectivas reflejadas en las memorias como créditos/horas presenciales, en la universidad de destino, bien de manera presencial o bien de manera remota, telepresencial o cualquier otro sistema que la universidad de destino haya articulado como sustitutiva de la presencial.
  • No obstante la casuística nos hace diferenciar varios escenarios:
    • Alumnos en países con suspensión de actividad docente universitaria y que la continúan, independientemente que se hayan quedado en el país o hayan vuelto a España, a través de medios de telepresencialidad u online. En este caso no existe problema ya que serán evaluados al finalizar el curso y la asignatura cursada servirá para su plan de reconocimiento de la estancia internacional, previamente aprobado por la universidad.
    • Alumnos en países con suspensión de actividad docente universitaria y que no continúan la docencia por medios telepresenciales u online. En este caso pueden presentarse dos situaciones:
      1. El alumno ha permanecido en el país de destino o ha vuelto a España pero espera el inicio de la actividad docente para retomarla. En este caso si la actividad se reinicia y se alcanza el 75% de los créditos no habrá problema, pero en caso contrario el alumno se enfrenta a la pérdida del semestre y tener que matricular y cursar las asignaturas al curso siguiente, independientemente que la universidad no obligue al pago de dichas tasas.
      2. El alumno ha permanecido en el país de destino o ha vuelto a España pero renuncia a su estancia y solicita a la Universidad ampliación de matrícula para poder cursar las asignaturas de su grado que aparecían reconocidas en su guía de movilidad, estas asignaturas se estarán cursando actualmente a través de la modalidad telepresencial. Dichos alumnos deberán realizar las actividades y trabajos que puedan estar pendientes hasta alcanzar como mínimo el 75% de los créditos de la asignatura y podrán presentarse a examen junto al resto de sus compañeros en la forma que estos lo efectúen

2. Pruebas de evaluación

2.1. Cambios en las pruebas de evaluación previstas:

  • Las pruebas finales correspondientes a las convocatorias oficiales de evaluación ordinaria y extraordinaria se realizarán de manera presencial, siempre y cuando la situación lo permita.
  • Sustitución de las pruebas presenciales previstas por:
    • Pruebas online en tiempo real síncrono:
      • Preguntas cortas de desarrollo temporizadas y aleatorizadas en la que se exija al alumno razonar la respuesta.
      • Exámenes con batería de preguntas tipo test multiple choice.
      • Exámenes con parte tipo test y parte de redacción, con una contraseña para entrar en el examen y un tiempo para realizarlo y entregarlo, sin posibilidad de ir hacia atrás una vez iniciada cada parte y que las preguntas aparezcan en orden aleatorio para cada estudiante.
    • Exámenes orales a distancia con interacción directa entre el docente y el estudiante, se realizarán mediante videoconferencia articulando sistemas de grabación y custodia de las pruebas.
    • Evaluación continua: evaluación sumativa por actividades/proyectos realizados, exámenes a libro abierto, portafolios digitales, entrevistas de autoría, etc.
    • Evaluación continua final a través de la plataforma educativa, que aporte la calificación que antes se obtenía del examen final. Esta actividad podrá adoptar diferentes modalidades (cuestionarios, casos prácticos, informes...) en función de las características de las asignaturas y llevarse a cabo de forma síncrona y en un periodo limitado de tiempo. A efectos de asegurar la identidad del estudiante, sería posible prever una entrevista a cámara abierta entre el profesor y el estudiante debidamente identificado que compruebe que sus respuestas y argumentación coinciden con la prueba realizada.
    • En todo caso, se procurará la aplicación de sistemas de Proctoring, que garanticen la identificación de la identidad del estudiante, dentro las tecnologías disponibles por universidad y alumno.
    • Asignaturas de carácter optativo: valorar otras alternativas para asignaturas que no formen parte de los conocimientos básicos y obligatorios para la superación de las competencias inherentes a la titulación.
    • Por último, las universidades velarán porque todos los estudiantes dispongan de los medios tecnológicos necesarios para el correcto desarrollo de las pruebas de evaluación: equipos adecuados, cámaras, conectividad, etc. Bien sea ofreciendo los recursos de los que no se disponga, bien diseñando sistemas de evaluación que sí puedan estar al alcance de los estudiantes o bien mediante la aplicación de cualquier medida que obtenga el mismo fin.

2.2. Registro de pruebas de evaluación y otras cuestiones

  • Las pruebas serán grabadas y documentadas para su posterior visualización y evidencia. Prever mecanismos no presenciales de revisión de la evaluación. Si finalmente la revisión tuviera que ser no presencial, se harán constar así en la publicación de las calificaciones finales, junto con el día y hora de la revisión de la evaluación, especificando los mecanismos correspondientes.
  • Contactar con los estudiantes para conocer las dificultades técnicas que presenten en la actualidad; y, en el caso de no presentar ninguno dificultades técnicas, hacer una prueba previa, no evaluativa, para confirmar si existen dificultades por conexiones a la red de baja velocidad.
  • En asignaturas que por razón de sus contenidos, en su evaluación no sea factible guardar todos los ficheros asociados, la evidencia puede realizarse mediante la rúbrica o guía de evaluación del profesor cumplimentada.

2.3. Otras pruebas (por ejemplo, ECOE en cc salud)

  • En estos casos, será la autoridad competente, Conferencia de Decanos, quien oriente y determine las acciones a tomar. Teniendo, las universidades, agencias de evaluación y otros actores, que adaptar sus actuaciones a dichos acuerdos.

3. Dirección y defensa de:

3.1. Trabajo Fin de Grado (TFG)

  • Se permite la defensa en modalidad a distancia, por videoconferencia:
    • Con la plena garantía de identificación del estudiante y publicidad.
    • Para la firma de las actas, se ha de habilitar adicionalmente un procedimiento para la solicitud a distancia del certificado digital para quien lo posea o bien la elaboración de una pre-acta y una posterior firma de actas como alternativa.
  • Como alternativa, suprimir la defensa pública y reajustar los criterios de ponderación de las rúbricas de evaluación para calificar únicamente con la memoria presentada.
  • Reforzar la tutela a distancia para que los estudiantes puedan continuar su TFG con las herramientas puestas a disposición de la comunidad universitaria.
  • Para los TFG + practicas externas, se adaptará con ayuda del tutor el diseño del trabajo y fortalecerán otras áreas del mismo, asegurando la calidad académica según nivel MECES correspondiente.
  • Para los TFG experimentales o que impliquen la realización de actividades de campo, reorientar el trabajo hacia un número menor de resultados experimentales o a modalidades bibliográficas, siempre garantizando que se alcancen las competencias previstas.

3.2. Trabajo Fin de Máster (TFM)

  • Se permite la defensa en modalidad a distancia, por videoconferencia:
    • Con la plena garantía de identificación del estudiante y publicidad.
    • Para la firma de las actas, se ha de habilitar adicionalmente un procedimiento para la solicitud a distancia del certificado digital.
  • Para los TFM + practicas externas, se adaptará con ayuda del tutor el diseño del trabajo y fortalecerán otras áreas del mismo, asegurando la calidad académica según nivel MECES correspondiente.
  • Para TFM experimentales, es imprescindible finalizar actividades presenciales de investigación:
    • Se hará uso de una convocatoria extraordinaria para permitir una defensa más tardía del TFM.
    • Por otro lado, tutelar a los estudiantes para aligerar porcentualmente la dedicación presencial de la investigación y aumentar la dedicación al análisis y la labor bibliográfica, garantizando que se alcancen las competencias previstas.
  • Para los TFM que implican la realización de “actividades de campo” incompatibles con las restricciones a la movilidad decretadas. Muchos trabajos del área de salud y educación estaban recogiendo datos en centros educativos y/o de salud y han tenido que parar, con muy poco margen para cambiar de objetivos y diseños y realizar otros trabajos.
  • Por último, se valorarán otras actuaciones que puedan darse siempre y cuando se hagan en situaciones excepcionales y estén adecuadamente motivadas.

3.3. Tesis doctorales

  • Se permite la defensa en modalidad a distancia, por videoconferencia:
    • Con la plena garantía de identificación del estudiante y publicidad.
    • Para la firma de las actas, se ha de habilitar adicionalmente un procedimiento para la solicitud a distancia del certificado digital.
    • Se garantizarán las deliberaciones secretas de los miembros del tribunal mediante el establecimiento de una sesión virtual independiente a la establecida para la defensa. Como herramienta recomendada está el aula virtual de Black Board Collaborate o equivalente, puesto que permite la creación de una sala en paralelo para la deliberación del Tribunal y las votaciones anónimas del mismo.
    • Para garantizar la celebración del acto de defensa de tesis doctoral en sesión pública, la videoconferencia será accesible al público.
  • Se permite la defensa en modalidad a distancia excepcionalmente, por videoconferencia:
    • Para aquellos doctorandos que puedan optar al Periodo de Orientación Posdoctoral.
  • En ambos caso: requisitos necesarios y previos al acto:
    • Los componentes del tribunal deben declarar explícitamente su disponibilidad para realizar la defensa por este medio.
    • Los miembros del tribunal y el doctorando/a deben aceptar la plataforma proporcionada por la universidad y haber manifestado que disponen de los medios tecnológicos necesarios para participar en el proceso.
    • Los componentes del tribunal deben manifestar que comprenden el funcionamiento de la herramienta informática ofrecida para la votación secreta de la calificación Cum Laude y la opción al Premio Extraordinario.

3.4. Otras actividades que requieran tribunales específicos

  • Los Tribunales de Compensación se podrán realizar con reuniones virtuales

Comunicado del Ministro de Universidades sobre la Conferencia General de Política Universitaria realizada el 2 de abril por la mañana

NADIE VA A PERDER EL CURSO COMO CONSECUENCIA DE LA CRISIS SANITARIA

 

En esta Conferencia, convocada con carácter de urgencia por mí mismo y el Secretario General de Universidades, han asistido representantes de las Consejerías competentes en materia de universidades de todas las Comunidades Autónomas. La reunión ha permitido un fructífero intercambio de opiniones, así como la puesta en común de las experiencias en curso en el conjunto de las universidades españolas para adaptarnos a la situación excepcional que estamos viviendo sin que haya detrimento para ningún miembro de la comunidad universitaria, ya sean estudiantes, docentes, investigadores o personal de administración y servicios.

Creo poder resumir, bajo mi exclusiva responsabilidad, los principales puntos tratados con un amplio consenso en la forma siguiente:

  1. Nadie va a perder el curso. Estamos tomando todas las medidas necesarias para que esta promesa se cumpla.
  2. El sistema universitario español en su conjunto ha mostrado su solidez, su calidad y su flexibilidad en las diferentes respuestas que desde cada Universidad se han ido dando para mantener la actividad universitaria sin pérdida de calidad. En cierto modo, se ha producido una formación acelerada de la práctica de enseñanza virtual, prefigurando así la futura articulación necesaria entres distintos métodos de aprendizaje conforme la digitalización de nuestro sistema se despliegue plenamente, sin por ello menoscabar la importancia del contacto presencial, hoy limitado por las circunstancias. Agradezco personalmente, junto a los responsables de las Comunidades Autónomas, a toda la comunidad universitaria el extraordinario y generoso esfuerzo que están poniendo en hacer que la vida siga mientras superamos la pandemia.
  3. La evolución de la pandemia en España, y en el mundo, es actualmente imprevisible, lo cual condiciona los plazos temporales en que sea posible retornar a la enseñanza presencial. Por consiguiente, debemos estar preparados para todas las eventualidades. Las Universidades, con el apoyo de sus Consejerías autonómicas y de este Ministerio, están organizando modalidades de enseñanza no presencial, tanto en las actividades docentes que aún se realizaran en este curso como en la evaluación final del curso. Cada Universidad, en función de sus posibilidades, determinará la vigencia de dichas modalidades, así como las fechas de su aplicación según la evolución de la pandemia. Las Universidades consultaran e informaran a sus estudiantes, docentes y trabajadores de las medidas adoptadas para que puedan prepararse con el tiempo suficiente para efectuar la evaluación o examen final con las debidas garantías. Se deberá tener en cuentas las condiciones propias de cada estudiante para adaptarse a las modalidades de enseñanza y evaluación que se decidan.
  4. Las practicas presenciales que forman parte esencial de algunas enseñanzas deberán adaptarse a las posibilidades de realización, tanto en la forma como en sus tiempos de realización, que podrían desplazarse al curso siguiente o a los meses de verano.
  5. La validación de la calidad de las enseñanzas, y de los títulos correspondientes, completadas bajo nuevas modalidades en función del estado de emergencia será realizada por las Agencias de Evaluación de cada Comunidad Autónoma, en coordinación con la ANECA para acordar criterios homólogos. Esta ya convocada una reunión de todas las Agencias de evaluación, incluida la ANECA, el viernes 3 de abril.
  6. Las decisiones ultimas sobre la adaptación de la enseñanza universitaria a las condiciones de emergencia sanitaria en las que nos encontramos corresponden a las universidades en el ejercicio de su autonomía en colaboración con la autoridad competente de tutela, a saber la Comunidad Autónoma a la que pertenecen. Sin embargo, cualquier decisión debe respetar las medidas sanitarias decididas e implementadas por el Gobierno español y en particular por el Ministro de Sanidad.
  7. He acordado con las Comunidades Autónomas hacer un esfuerzo para coordinar y complementar las políticas de todas las Comunidades en la medida de lo posible, intercambiando experiencias y metodologías en beneficio de todos. Me he comprometido a asegurar dicha coordinación y en poner al servicio de la comunidad universitaria cuanta información y recursos, en particular tecnológicos, el Ministerio de Universidades pueda aportar. Para asegurar dicha coordinación y avanzar en la solución de problemas concretos a partir de nueva información disponible he decidido convocar una nueva reunión extraordinaria de la Conferencia General de Política Universitaria el miércoles 15 de abril.

Mensaje sobre la situación del centro, del 31 de marzo

Para todos los que estudian o trabajan en la Facultad de Odontología:

Ha pasado ya un tiempo desde que estamos sometidos a las medidas extraordinarias de confinamiento y restricción. En estos momentos, la actitud del país es de confianza pero expectante; la de la Universidad, como espejo que es de la sociedad, también. Por ello quisiera informaros a todos de la situación, en el momento actual.

SITUACIÓN DEL CENTRO

Con fecha 7 de marzo de 2020, la Consejería de Sanidad decretó la suspensión, por un periodo de un mes, “de las prácticas que se realizan en cualquier centro sanitario ubicado en el territorio de la Comunidad de Madrid, por los alumnos de los grados en ciencias de la salud u otras titulaciones y ciclos formativos, incluidas las prácticas de los ciclos formativos de formación profesional” (B.O.C.M. nº 57, 7 de marzo de 2020).

La Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid permanece cerrada por orden del Rectorado desde el viernes 13 de marzo de 2020, según instrucciones impartidas por el Rector a las 12.00 de ese mismo día.

Seguimos por tanto a la espera de las decisiones de la administración del Estado, la Consejería de Sanidad y la propia Universidad para conocer en qué momento y de qué manera podrán retomarse las actividades tanto didácticas como prácticas.

LA DOCENCIA

Sin duda es la docencia la que da sentido a nuestro Centro.

Siendo la UCM una Universidad presencial, ha requerido un trabajo ingente (del equipo rectoral, de la conferencia de Decanos de la UCM, del equipo decanal, de los Departamentos, de los profesores, los estudiantes y del PAS), apoyados por los servicios informáticos de la UCM y los del centro y por el equipo del Campus Virtual, el poder transformar una docencia presencial en otra online, en circunstancias tan penosas, excepcionales y complejas como repentinas.

En muchas asignaturas se está impartiendo docencia por diferentes canales. El equipo decanal, en coordinación con los Departamentos, está recopilando y coordinando esta información de los estudios de grado y postgrado, para impedir que la formación de los estudiantes se estanque y de cara a la futura recuperación de la actividad normal, así como de las evaluaciones.

Aunque de este modo la didáctica está pudiendo impartirse, es evidente por las razones expuestas más arriba que las prácticas clínicas con pacientes, sean del curso que sean, se verán interrumpidas hasta que cambie la situación.

A estos efectos, es relevante la información recibida en el día de ayer, transmitida tras la reunión del presidente de la CRUE con el ministro de Universidades, en la que ante el muy probable desarrollo de la actividad docente en la modalidad NO presencial hasta final de curso, desde CRUE se ha coincidido con el Ministerio en coordinar las siguientes medidas, de las que transcribo algunas literalmente:

  • Establecer, con criterios objetivos, el nivel mínimo a alcanzar en los diversos cursos/asignaturas para la verificación de los conocimientos adquiridos por el estudiantado. Todo ello condicionado a que las competencias generales y específicas no alcanzadas puedan obtenerse, de ser preciso, en cursos posteriores
  • Analizar la ampliación del curso académico para la defensa de TFGs y TFMs, así como – excepcionalmente– para aquellas prácticas curriculares que se consideren esenciales
  • Considerar como superadas las prácticas curriculares externas cuando estas se hayan realizado, al menos, en un 50%. Los créditos restantes se completarán, en caso necesario, con seminarios u otras actividades
  • Analizar posibles mecanismos de evaluación online para estar preparados de cara a un escenario en el que no se retome la presencialidad a partir de junio. Esas herramientas de evaluación, entre las que se encuentra la evaluación continua, deben ser coherentes con la situación y quedar definidas en el menor tiempo posible para cada asignatura, informando de ello al estudiantado.

Se trataron también asuntos referentes a los estudiantes Erasmus, la tasa de reposición, los plazos de los proyectos de investigación y de los contratos FPU y FPI (el contenido completo del escrito está colgado en El decano informa, junto con otras informaciones relevantes).

Como podéis ver, el escenario futuro está aún poco claro, pero parece dirigirse a la terminación del curso en modo no presencial, a aceptar como superadas prácticas curriculares donde se hayan realizado al menos en el 50%, sean o no susceptibles de completarse con otras actividades, y a realizar las evaluaciones online. La implementación conjunta, para toda la universidad, de estas posibles medidas está por desarrollar.

Debo repetir que esto no son aún normas ni están totalmente definidas, pero que parece probable que cuando se regule la finalización del curso sean tenidas en cuenta.

Por otro lado, los departamentos de la universidad, incluidos los dos que tienen sede en nuestro centro, están arbitrando medidas extraordinarias, vigentes durante la excepcionalidad, para agilizar y hacer posible la toma de las decisiones imprescindibles (asignación de docencia, prórrogas de los contratos de profesores, y similares) y poder encarar el curso entrante. Estas medidas extraordinarias están propiciadas, autorizadas y asesoradas por los Vicerrectorados correspondientes.

LA CLÍNICA

La Facultad de Odontología de la Universidad Complutense está dotada de una Clínica Odontológica “que permita realizar los necesarios servicios asistenciales que satisfagan las necesidades docentes tanto de los estudiantes en formación, como de los graduados que realicen formación postgraduada” (BOUC nº 1, 11 de febrero de 2010).

La Facultad estuvo atendiendo las urgencias hasta que el Rector estableció la mínima incidencia laboral, con el cierre efectivo de los centros el día 13 de marzo. Ni en estos períodos (ni en ningún otro) se presta servicio de urgencias, tanto más cuando se considera el escrito del rector del 15 de marzo y otros relacionados. Además, abrir un centro como una Facultad, que requiere PAS, personal de mantenimiento y personal de conserjería, además de los facultativos, para atender alguna eventual urgencia, no sería eficiente ni tiene un balance riesgo/beneficio aceptable.

Los teléfonos de atención al paciente y los de las unidades clínicas están desviados todos a la Gerencia, que atiende las llamadas, orienta a los pacientes y los deriva a algunos profesores que se han ofrecido a atenderlos, con carácter de atención urgente, en sus consultas. Los pacientes que se atienden en la Clínica Odontológica de la Facultad de Odontología tienen así a su disposición atención telefónica (a través del teléfono de Atención al Paciente, además de los contactos que los pacientes tienen con los alumnos que les atienden) y, en los casos necesarios, han sido atendidos por docentes que se han ofrecido a ello o han recibido las recomendaciones oportunas, según fuera su caso.

EL COMPROMISO

La Facultad de Odontología de la Universidad Complutense, en su compromiso con la sociedad y con el sistema sanitario de la Comunidad de Madrid y dentro de su responsabilidad social, ha donado gran cantidad de EPIs disponibles en el Centro, tanto de las clínicas de Grado como de las de los Títulos Propios, para ser utilizados en los hospitales madrileños, y ha ofrecido sus Laboratorios de Investigación, en concreto su aparatología, para realizar Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) y campanas de trabajo.

Además, la UCM, a través de sus canales de voluntariado ha estimulado, recopilado y coordinado diferentes iniciativas de participación.

 

Finalmente quiero daros las gracias a todos por vuestro compromiso y participación y estimularos a que observéis las precauciones de rigor.

También quiero recordar a los parientes de nuestros compañeros que han fallecido, para quienes estos momentos son de difícil consuelo, lamentando no poder darles un abrazo ni acompañarlos en persona, lo que lo hace más duro. Mucho ánimo y fuerza para seguir adelante.

Deseándoos que os mantengáis todos con salud,

Fdo: Prof. Dr. JC de la Macorra

Decano

Resumen de la reunión mantenida por el Presidente de la CRUE con el Ministro de Universidades el 30 de marzo, dirigido al rector de la UCM

Querido rector, querida rectora,

Desde la Presidencia de Crue Universidades Españolas hemos mantenido este lunes, 30 de marzo, una videoconferencia con el ministro de Universidades, D. Manuel Castells, para abordar diferentes temas relacionados con el desarrollo del curso en las actuales condiciones de estado de alarma. En la reunión han estado presentes también el vicepresidente de Crue y rector de la Universitat Politècnica de València, D. Francisco Mora; así como el presidente de Crue–Asuntos Estudiantiles y rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, D. Miguel Ángel Collado; el presidente de Crue–Docencia y rector de la Universidad de Cantabria, D. Ángel Pazos; la Delegada de la Presidencia para la Igualdad y rectora de la Universitat Jaume I, Dña. Eva Alcón; y la presidenta de Crue–Profesorado y rectora de la Universitat de València, Dña. Mavi Mestre. Todos le hemos reiterado al ministro que compartimos con el Departamento que dirige el objetivo común de que ningún estudiante vea interrumpido su desarrollo académico por el COVID-19.

En este sentido, y ante el muy probable desarrollo de la actividad docente en la modalidad NO presencial hasta final de curso, desde Crue Universidades Españolas se ha coincidido con el Ministerio en coordinar las siguientes medidas:

1. Establecer un marco de actuación común para todo el Sistema Universitario Español (SUE) en el cual cada universidad, en el ámbito de su autonomía, pueda tomar las medidas adecuadas para el objetivo marcado

2. Establecer, con criterios objetivos, el nivel mínimo a alcanzar en los diversos cursos/asignaturas para la verificación de los conocimientos adquiridos por el
estudiantado. Todo ello condicionado a que las competencias generales y específicas no alcanzadas puedan obtenerse, de ser preciso, en cursos posteriores

3. Analizar la ampliación del curso académico para la defensa de TFGs y TFMs, así como –excepcionalmente– para aquellas prácticas curriculares que se consideren esenciales

4. Considerar como superadas las prácticas curriculares externas cuando estas se hayan realizado, al menos, en un 50%. Los créditos restantes se completarán, en caso necesario, con seminarios u otras actividades

5. Analizar posibles mecanismos de evaluación online para estar preparados de cara a un escenario en el que no se retome la presencialidad a partir de junio. Esas herramientas de evaluación, entre las que se encuentra la evaluación continua, deben ser coherentes con la situación y quedar definidas en el menor tiempo posible para cada asignatura, informando de ello al estudiantado

Por otro lado, se ha insistido en la necesidad de configurar el grupo de trabajo con el Ministerio de Exteriores que solicitó Crue el pasado 21 de marzo para abordar sin más demora la situación de nuestro personal y estudiantes en el extranjero con programas de movilidad. En este sentido, se nos ha informado de la disposición de ambos Ministerios para crear ese grupo, así como que de los 16.000 estudiantes Erasmus que han contestado a la encuesta lanzada por las universidades y SEPIE, 977 han mostrado su voluntad de regresar a España, 187 de ellos en Italia.

Referente a la tasa de reposición, en la conversación con el ministro se ha hablado también de la necesidad de abordar una solución para la misma, así como el riesgo de que se pierdan plazas por no poder convocar concursos-oposiciones en el límite establecido tres años tras la publicación de la Oferta de Empleo Público.
En el ámbito de la Investigación, hemos reclamado la necesidad de ampliar los plazos de ejecución y justificación de los proyectos de Investigación del Plan Estatal, dado que junto a las restricciones de movilidad, nuestro profesorado está dedicando la mayor parte de su tiempo a la docencia no presencial. El Ministro se ha comprometido a trasladar al Ministerio de Ciencia e Innovación esta reclamación.

Por último, le hemos transmitido, igualmente, la incertidumbre que hay respecto de los contratos de FPU y FPI. Se nos ha informado que en breve se publicará un Real Decreto en el que se prorrogan esos contratos, siendo asumido el coste de la prórroga por la entidad financiadora (Ministerios).

Espero que esta información que te transmito sirva para despejar alguna de las muchas incógnitas que esta crisis sanitaria nos está generando a todos. Ten por seguro que según vayamos teniendo más datos, los compartiremos contigo.

Un fuerte abrazo
 
Fdo: Juan Carlos Gómez Villamandos

Presidente de Crue Universidades Españolas
Rector de la Universidad de Córdoba

Escrito conjunto, dirigido a profesores, sobre docencia en la Facultad, del 21 de marzo

Madrid, 21 de marzo de 2020

Queridos profesores:

Como continuación de los escritos previos de los Departamentos y el Centro, y a tenor de la más que probable prolongación de la situación académica que estamos viviendo, las direcciones de Departamentos y el equipo Decanal creemos que se hace necesaria la toma de algunas decisiones respecto a la impartición de la docencia no presencial.

Tras las reuniones llevadas a cabo estos últimos días por la conferencia de Decanos de la UCM y el equipo Rectoral, sabemos que se están poniendo en marcha en nuestra Universidad múltiples iniciativas y actividades para paliar en la medida de lo posible los efectos de la suspensión de la actividad docente presencial, un evento especialmente grave en una Universidad presencial como la nuestra. Así, en la mayoría de las Facultades se están promoviendo actividades no presenciales con notable éxito en la parte didáctica de las materias e incluso, en nuestro Centro, también en la parte preclínica de algunas asignaturas.

En nuestra Facultad, varios responsables de asignaturas ya han hecho llegar a los responsables de sus Departamentos las acciones que han emprendido en este sentido; acciones que permiten a los estudiantes recibir de forma más que adecuada los contenidos didácticos de las asignaturas donde están matriculados. Es por todo ello que extender y ampliar estas fórmulas de trabajo a todos los docentes y en todas las materias se hace como nunca necesario en estos momentos.

De acuerdo al artículo 23.1 del Reglamento de Centros y Estructuras de la UCM (BOUC nº 1 de 11 de febrero de 2010), los Departamentos son las unidades de docencia e investigación encargadas de:

  1. a) Coordinar las enseñanzas de uno o varios ámbitos del conocimiento en uno o varios Centros, de acuerdo con la programación docente de la universidad.
  2. b) Apoyar las actividades e iniciativas docentes e investigadoras del profesorado.
  3. c) Ejercer aquellas otras funciones que determinen los Estatutos UCM y el presente Reglamento.

Así pues, es una obligación de las direcciones de los Departamentos y la voluntad del equipo Decanal coordinar la docencia y apoyar cualquier iniciativa que redunde en la mejor consecución posible de las competencias de nuestros alumnos fijadas en el plan de estudios, debiendo quedar claro que las competencias clínicas no son susceptibles de llevarse a buen término en esta situación, al menos hasta que desde la Comunidad de Madrid, el Ministerio o la propia UCM se nos indique cómo y cuándo podrá hacerse.

En este contexto, entendemos que en las circunstancias actuales es la obligación de todo el profesorado mantener en la medida de lo posible su trabajo docente. No debemos olvidar que va a ser esta una oportunidad de poder poner al día herramientas de trabajo que suponen un valor añadido en el desarrollo de nuestras enseñanzas. Ponerse al día, ensayar nuevas metodologías de enseñanza, tener fe en el futuro, son oportunidades que se nos ofrecen y que entendemos no podemos dejar pasar de largo. No debe ignorarse la capacidad de las herramientas tecnológicas nuevas para mantener activa la formación de nuestros alumnos. Entendemos también que, en esta situación, la importancia del grupo de trabajo es fundamental y debe ser la norma que nos permita afrontar con garantías esta compleja situación sobrevenida. Vemos realmente difícil que la Universidad pueda generar cultura y conocimiento innovador si ella no es innovadora en sí misma y, por ello, creemos que este es un momento idóneo para innovar mediante herramientas educativas que, a buen seguro, nos harán más competentes en nuestras enseñanzas, no solo hoy, sino también de cara al futuro.

Expuesto lo anterior, desde estas direcciones de Departamento y desde el Equipo Decanal se solicita a todo el profesorado que tenga en cuenta una serie de obligaciones, tales son:

  • Virtualizar toda la docencia no presencial en la parte didáctica y preclínica, si en este último caso fuera posible. Todos los miembros de la comunidad universitaria tienen a su disposición herramientas formativas al respecto.
  • Mantener un contacto lo más estrecho posible con el alumnado a través del Campus Virtual, y utilizar las herramientas online a nuestra disposición para impartir didáctica, no solo a través de Google Meet, Collaborate, sino de
  • Caso de optar por la docencia sincrónica (simultáneamente el profesor y los estudiantes, en una actividad común de interacción directa), debe recordarse la importancia de impartir dicha docencia en las mismas franjas horarias y días que están fijadas en los horarios del Centro, en Grado o en Postgrado. Cualquier modificación en este sentido debe ser aceptada previamente por el grupo de alumnos afectados para no interferir con las programaciones llevadas a cabo por otros profesores.
  • Igualmente, debe tenerse en cuenta que la capacidad física del Campus Virtual Complutense es finita y, aunque desde los servicios informáticos ésta se ha reforzado, en estas circunstancias es recomendable no saturar en lo posible esta capacidad con actividades muy demandantes, como son las videoconferencias a través de Collaborate, por ejemplo.
  • Indicar a la dirección de su Departamento o al Decanato cualquier problema en la utilización de estas herramientas, para paliar de forma rápida y eficaz todas aquellas contingencias que puedan aparecer.
  • Informar por parte de cada responsable de grupo docente a las direcciones de los Departamentos de la puesta en marcha de dichas actividades docentes, señalando de forma puntual el cumplimiento de dichas actividades.
  • Mantener informado al alumnado a través del Campus Virtual de todas aquellas actividades que se vayan a programar fuera de los horarios de didáctica, como pueden ser la recuperación de clases o seminarios perdidos y que podrían impartirse en los horarios destinados a clínica. Es esta una instrucción clara de nuestra Universidad: se deben establecer, claramente, en las páginas de cada asignatura en el Campus Virtual, los cambios que se introducen en la situación actual. A este respecto, desde el Vicerrectorado de Estudiantes se nos trasmite que deben reflejarse...
    • Objetivos de aprendizaje, actividades de aprendizaje desarrollados a través del campus virtual [lecciones magistrales (sincrónicas y asincrónicas), foros de discusión, cuestionarios de autoevaluación, sistemas de evaluación y bibliografía. Especialmente se debe detallar la forma de evaluación (prácticas, foros, trabajo en equipo, cuestionarios, exámenes parciales y finales) y los porcentajes correspondientes. También se debe incluir bibliografía disponible en abierto y portales de documentación recomendados
  • Concretar por parte de los coordinadores de las diferentes asignaturas con los profesores participantes en las mismas el trabajo a realizar por cada profesor en cada subgrupo docente, si este fuera el caso (ej. Sesiones clínicas, seminarios, etc).

Queremos también desde aquí agradecer a todo el profesorado de nuestro Centro lo que, a través de sus comunicados, llamadas, etc., nos han hecho saber acerca del cumplimiento de sus actividades y de la disposición a ayudar, aconsejar y participar en toda la puesta en marcha de estas nuevas vías para minimizar al máximo el perjuicio que esta situación pueda ocasionar a nuestros alumnos.

Es relevante recordar ahora que desde el Vicedecanato de Calidad y Relaciones internacionales se está preparando una actividad para profesorado en la que algunos de nuestros compañeros podrán compartir qué están haciendo, de la que se informará en breve.

Un fuerte abrazo a todos y el ruego de que extreméis las precauciones ante esta inesperada pandemia.

Fdo:

 

Prof. Guillermo Pradíes

Director del Departamento de Odontología Conservadora y Prótesis Bucofacial

Prof. Gonzalo Hernández Vallejo

Director del Departamento de Especialidades Clínicas Odontológicas

Profª. Rosario Garcillán

Vicedecana de Grado

Prof. José C. de la Macorra

Decano

Medidas generales y específicas dirigidas a toda la comunidad complutense

La UCM tiene online un descripción de las medidas generales sobre docencia, calendarios, Campus Virtual, investigación, elecciones, etc, aqui. Estas fechas y disposiciones pueden cambiar según la situación se vaya desarrollando

Cierre temporal del centro. 12:00hs del 13 de marzo

Para todos los que estudian o trabajan en la Facultad de Odontología:

A las 12:00 hs. de hoy el Rector ha enviado un comunicado que dice:

Ante la evolución de la situación sanitaria provocada por el coronavirus, la Universidad Complutense de Madrid ha acordado continuar su actividad de forma no presencial con carácter general. Tan solo se realizarán de forma presencial aquellas actividades que habitualmente se prestan en la situación de días no lectivos con mínima incidencia laboral.
Esta medida tiene efectos desde su comunicación y se extenderá hasta nuevo aviso.
Se apela a la responsabilidad y sentido común de cada uno para afrontar esta difícil situación para la Universidad y para la sociedad en general.

A efectos prácticos esto supone que el centro permanecerá cerrado desde este momento hasta nuevo aviso, por lo que no se podrá acceder a sus instalaciones.

Por los medios telemáticos habituales la Gerente y el equipo decanal estamos a vuestra disposición.

Quiero acabar reforzando las palabras del Rector y apelar a nuestra responsabilidad individual y colectiva en el control de esta epidemia.

Un saludo,

Situación del centro a 13 de marzo

El centro permanece formalmente abierto, con un mínimo de personal de administración y servicios, y ninguna actividad docente.

Se han podido atender algunas urgencias (retiradas de puntos de sutura, básicamente), gracias al concurso de algunos de los profesores de las diferentes unidades clínicas, que han concertado con los pacientes la atención, bien directamente o bien a través de los alumnos responsables.

También se han atendido telefónicamente las dudas de pacientes en el servicio de Atención al paciente.

Hay, por ahora, confirmado un caso de CoVID-19 en nuestro centro, el de una estudiante de un Título Propio, que se ha notificado a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la universidad. La estudiante en cuestión y los profesores y compañeros que han estado en contacto con ella están enterados de su obligación de mantener cuarentena y vigilar su estado de salud. La UCM ha activado el procedimiento para limpiar en profundidad los espacios correspondientes y una empresa especializada lo está haciendo en estos momentos.

Es importante que todos quienes de nosotros (estudiantes, PAS, PDI) tengamos diagnosticada la infección lo notifiquemos a la universidad, a fin de que pueda hacer un seguimiento. Podéis iniciar la notificación poniéndoos en contacto con el decano en el correo macorra@ucm.es

Un saludo,

Mensaje a los estudiantes y los profesores, del 12 de marzo

Para todos los profesores y estudiantes de la Facultad de Odontología

Queridos compañeros, queridos estudiantes: la situación actual de nuestra universidad y nuestro centro es preocupante por lo incierta, por lo imprevisible de los tiempos por venir y por el desconocimiento de la duración e intensidad de las medidas restrictivas.

Sin embargo, estoy convencido de que es nuestra responsabilidad como universitarios hacer todo lo que esté en nuestras manos para minimizar en lo posible el deterioro en la formación.

Nuestra universidad es presencial, y el mejor ejemplo es nuestra titulación de Grado. Pocas, como esta, requieren de un contacto directo entre el profesor y el estudiante y, no pocas veces, la atención clínica de pacientes por los estudiantes; y es claro que ello no puede suplirse mediante trabajo no presencial. A este respecto, estamos a la espera de las maneras cómo las Consejerías o las Universidades planean compensar, recuperar o posponer la falta de las prácticas clínicas.

Pero esto no debe detenernos. Este período de suspensión de la actividad docente presencial no debe ser tomado como unas vacaciones, sino estrictamente como lo que es: un período en el que no hay docencia presencial. La suspensión de las actividades educativas presenciales no implica la suspensión completa de actividades, ya que estas deberán ser sustituidas siempre que sea posible por actividades no presenciales atendiendo a las particularidades de cada titulación.

Según la CRUMA, en un comunicado que se acaba de recibir:

Para paliar los efectos de la suspensión de la actividad docente presencial se prevé una posible prórroga el calendario académico y de matrícula, retrasando dos semanas todas las actividades docentes y de evaluación, y adaptando el resto de procedimientos académicos, como la compensación curricular y la permanencia.

Esta prórroga se aplicará en caso de que las capacidades adquiridas por los estudiantes a través de medidas paliativas de enseñanza no presencial en las titulaciones de grado y másteres oficiales no garanticen completamente la adquisición de las capacidades de cada titulación”

A este respecto, estamos a la espera de las maneras cómo las Consejerías o las Universidades planean compensar, recuperar o posponer la falta de las prácticas clínicas que no son, evidentemente, recuperables online.

Y estas son las razones de este mensaje, en el que lo importante no son las resoluciones rectorales, las informaciones de la consejería ni la información de cierres.

Al contrario: os animo a interactuar entre vosotros -estudiantes y profesores-, a aprovechar este tiempo para actualizar vuestras informaciones, clases futuras y pasadas o apuntes, a acabar esos trabajos que todos tenemos a medias y a emprender otros, a repasar lo que no quedó claro y a preparar lo que vendrá, a actualizar la información de vuestros pacientes, vuestros casos clínicos, vuestros trabajos, a explorar y aprovechar el potencial de nuestro Campus Virtual o cualquier otra plataforma o medio de interacción a distancia que os parezca pertinente o útil, a emprender ese asunto que hemos pospuesto o terminar el que tenemos previsto, a hacer ese curso online de esa herramienta informática que no dominamos, a repasar los fundamentos que aprendimos hace tiempo y esos libros que no hemos acabado, a prepararnos para un futuro que será diferente a nuestra actualidad, a demostrar en fin que hay razones cuando decimos que esta es la mejor Facultad de España, porque lo son sus profesores y sus estudiantes.

Es el momento de innovar, de sobreponernos a una situación que no debe, no puede paralizarnos y de la que estoy seguro que saldremos reforzados.

Un saludo,

Actualización de información del 11 de marzo de 2020

Para todo el personal que trabaja o estudia en la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid:

Ante la plétora de informaciones relacionadas con la situación actual, algunas no confirmadas o aparentemente contradictorias, parece conveniente informar del estado actual de la cuestión.

Hoy se ha celebrado un Consejo de Gobierno extraordinario y en el día de ayer se han publicado dos resoluciones rectorales y publicado unas disposiciones de la Gerencia de la UCM, que afectan a nuestras actividades universitarias. Tras todo ello, el resumen del estado actual es el siguiente:

Resolución del 7 de marzo de la Dirección General de Salud Pública:

  • Como ya es conocido desde el día 7 de marzo, y por resolución de la Dirección General de Salud Pública, están suspendidas al menos durante un mes las prácticas clínicas.

Resoluciones Rectorales del 11 de marzo:

  • Suspenden toda actividad docente presencial. La duración estimada de esta suspensión es de 15 días. La propia resolución rectoral que lo dispone, en su parte dispositiva, aclara que esta resolución no afecta estrictamente a otras actividades distintas a las docentes. Por ello las actividades de investigación imprescindibles deben aplicar las medidas razonables acordes (limitación de agrupación de personas, variabilidad en horarios, postergación de actividades no prioritarias, etc.)
  • Como consecuencia, todas las titulaciones (Grado, Máster, Doctorado, Formación permanente, incluyendo Títulos Propios y Formación contínua) ven interrumpidas sus actividades presenciales.
  • Recomiendan al personal docente y al PAS la utilización de videoconferencia, como mecanismo de celebración de las reuniones necesarias.
  • Cierran temporalmente las bibliotecas y las instalaciones deportivas.
  • Se dejan sin efecto las convocatorias para las elecciones de estudiantes a representantes en Juntas de Facultad y Claustro.
  • Las defensas de Tesis Doctorales, concursos de provisión de plazas, desplazamientos en comisión de servicios y similares quedan en suspenso.

Resoluciones rectorales previstas, y por confirmar.

  • Está prevista por parte de la Conferencia de Rectores de la Comunidad de Madrid (CRUMA), pero aún no acordada con la Comunidad de Madrid una modificación del calendario, para absorber la detención que suponen los 15 días de suspensión de la actividad docente presencial y facilitar un desarrollo normal de los estudios en la medida de los posible. Esta prolongación está por oficializarse y se acompañaría de otras modificaciones acordes de los calendarios (EvAU, exámenes, calificaciones de actas, convocatorias ordinaria y extraordinaria, TFM, TFG, matriculaciones, admisiones, etc.).
  • Debe tenerse en cuenta que esta medida, como otras, está prevista para la situación actual. Al ser esta cambiante y ser posible el endurecimiento y/o la extensión en el tiempo de las medidas restrictivas locales o nacionales (de desplazamiento, de reunión), puede sufrir modificaciones.
    • Esta medida no parece contemplar la suspensión activa por un mes de las prácticas clínicas. La Universidad conoce esta problemática específica, que no afecta sólo a nuestra Facultad sino a varias otras de Ciencias de la Salud, en la nuestra y en otras universidades, y ha manifestado su disposición a encontrar las soluciones precisas, de acuerdo con la Consejerías afectadas, una vez se conozca la extensión final de la medida.

Resoluciones decanales

  • El equipo decanal, en el interés de sus pacientes, ha establecido un sistema para la atención de las situaciones urgentes o impostergables, que es:
  1. Los pacientes son identificados por el estudiante a cargo de su tratamiento, o el paciente se pone en directamente contacto con él.

En los casos en los que los pacientes tengan indicada su asistencia necesariamente (por ejemplo: retirada de puntos tras una cirugía), y por ello no está previsto que contacten previamente con estudiantes, la unidad clínica responsable del paciente deberá establecer unos responsables de la atención, acordado previamente con atención al paciente.

  1. El alumno contacta con el profesor correspondiente, que establece la existencia o no de la urgencia de la atención. Si la decisión es que hay que atender al paciente, entonces …
  2. El alumno, siempre de acuerdo con el profesor, indica al paciente cuándo será atendido y el profesor informa al centro (913941912, atención al paciente) de ello. Será, en todos los casos, el profesor quien atienda al paciente.
  3. El día previsto, el paciente acude a atención al paciente, que le indicará lo que deba hacer.

Es muy importante que Atención al Paciente conozca con antelación las urgencias previstas, y que el profesor aclare las necesidades (material, personal auxiliar, instrumental…) que pueda tener para atenderlas.

Resoluciones de la Gerencia general

En el día de ayer, a instancias de la gerencia general de la UCM se han implementado, de manera resumida, las siguientes medidas:

  • Limitar el horario de apertura del centro, que será de 9:30 a 17:00.
  • Restringir al mínimo la asistencia al trabajo del personal de administración y servicios.
    • La gerencia ha establecido turnos y horarios entre el personal de manera que algunos servicios (Atención al Paciente, Conserjería, mantenimiento) estén activos, atendiendo a las necesidades y al riesgo. Se excluyen de estos turnos algunas personas por sus condiciones personales, familiares, o de salud.
  • Fomentar el trabajo en remoto, cuando esto sea posible, priorizando la atención telefónica o telemática (email).
  • Instar a la formación online durante este período. SE han habilitado cursos para ello en la Unidad de Formación de la universidad

Consideraciones finales relevantes. Sigue siendo básico:

    • Recordar que las claves del éxito de este empeño son el seguimiento de las medidas de higiene mencionadas en mensajes anteriores y los medios y la responsabilidad individual en la observancia de las medidas de restricción de desplazamientos y de agrupación.
    • Que los estudiantes no se desconecten de la enseñanza. Las suspensiones actuales de la docencia no suponen un período inesperado de vacaciones, y debe ser aprovechado por los profesores y los estudiantes para reforzar los estudios, poner al día temas pendientes o preparar material de uso futuro, por ejemplo. Los estudios del Grado en Odontología no son típicamente susceptibles de la enseñanza online, especialmente en sus partes prácticas, pero la conexión que permiten el Campus Virtual u otras plataformas permiten a los profesores las posibilidades mencionadas. En este sentido nuestro centro es privilegiado, por la cercanía de los profesores con los estudiantes.
    • Tener presente que las actuales medidas se han tomado para atender a la situación epidemiológica actual y que ésta que puede variar, por lo que las medidas pueden modificarse, volviéndose más restrictivas o extendiéndose en el tiempo.
    • Que la situación actual es volátil y dinámica, y que la plétora y el ruido informativo y mediático puede desenfocarnos. No debemos desenfocarnos: todo está dirigido a un mismo fin, el minimizar la expansión y las consecuencias de la epidemia mediante la reducción de la exposición de las personas al riesgo de contagio. Por ello todas las disposiciones oficiales se rigen por criterios de Salud Pública, pero son inútiles sin la colaboración individual.
    • Saber que gravedad del contagio sigue siendo la misma, aunque las medidas de contención se hayan vuelto más restrictivas. Se busca la contención de la epidemia para evitar la saturación de nuestro sistema sanitario.

Los mensajes como el actual enviados hasta ahora buscan que todos quienes trabajamos o estudiamos en la Facultad de Odontología de la UCM tengamos información actualizada y contrastada. Este canal (de mensajes de correo electrónico) se seguirá seguramente utilizando, en combinación con el espacio web de El decano informa (https://odontologia.ucm.es/el-decano-informa), de acceso restringido a los miembros de la comunidad universitaria.

Finalmente, como decano quiero dar las gracias a todos los colectivos -PAS, PDI, Estudiantes- por su disposición y compromiso y estimularos a mantener la tranquilidad y el espíritu universitario, en la seguridad de que nuestro objetivo común de la compleción de los estudios de nuestros estudiantes está a nuestro alcance.

Información sobre suspensión temporal de docencia presencial en la Facultad de Odontología, del 9 de marzo

Para todo el personal que trabaja o estudia en la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid:

Es conocido que la situación ha evolucionado de manera importante desde lo que conocíamos esta mañana. Ahora sabemos que se interrumpirán no solo las actividades prácticas clínicas, sino toda la actividad docente presencial a partir del miércoles 11, por lo que mañana día 10 será día de actividad. Esta suspensión se prevé que dure al menos dos semanas para todos los niveles educativos, incluido el universitario.

No está, a esta hora, claro si los centros permanecerán cerrados totalmente o abiertos pero sin actividad docente. Tampoco se conocen la duración final de estas medidas, las providencias que a todos los niveles puedan disponerse para minimizar sus efectos -docencia online, eventuales modificaciones de convocatorias o calendarios, la adopción de medidas de recuperación, u otras-, ni cómo se manejarán todos los inconvenientes que, a buen seguro, producirán a toda la comunidad educativa.

De todo ello se irá notificando a medida que la información esté disponible.

Sin embargo sí hay una certeza que debemos tener presente: estas medidas de contención, que tantos esfuerzos están requiriendo a todos los niveles, sólo son eficaces si todos respetamos las medidas individuales de higiene que se detallan en la web de la universidad (https://www.ucm.es/informacion-coronavirus-1).

Desde el equipo decanal deseamos hacer llegar a todos un mensaje de tranquilidad, en la seguridad de esta crisis sanitaria no nos impedirá alcanzar nuestros objetivos.

Un saludo,

Información sobre práctica clínicas en la Facultad de Odontología de la UCM, del 7 de marzo

Para todo el personal que trabaja o estudia en la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid:

Tras varias jornadas de informaciones contradictorias, en el día de hoy se ha publicado en el BOCM la RESOLUCIÓN DEL 6 DE MARZO DE 2O2O DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE SALUD PÚBLICA DE LA COMUNIDAD DE MADRID POR LA QUE SE ADOPTAN MEDIDAS EN MATERIA DE SALUD PÚBLICA EN RELACIÓN CON LAS ACTIVIDADES FORMATIVAS DE LOS CENTROS SANITARIOS, y en el punto primero de sus resoluciones (se adjunta la resolución) dice:

“Primero: Adoptar la medida de suspensión por un plazo de un mes, sin perjuicio de las prórrogas que se acuerden de forma sucesiva de las prácticas que se realizan en cualquier centro sanitario ubicado en el territorio de la Comunidad de Madrid, por los alumnos de los grados en ciencias de la salud u otras titulaciones y ciclos formativos, incluidas las prácticas de los ciclos formativos de formación profesional.”

Quedan por tanto temporalmente suspendidas -durante un mes, en principio- todas las prácticas clínicas o de investigación con pacientes en todas las clínicas del centro (grado, postgrado y formación permanente). Los casos que requieran atención impostergable serán atendidos necesaria y exclusivamente por profesores.

Aunque esta interrupción de las actividades es de conocimiento público, en bien de nuestros pacientes es conveniente que se hagan todos los esfuerzos para informarles de esta situación a la mayor brevedad.

Está, por ahora, previsto que el resto de las actividades docentes (didácticas, preclínicas, clínicas sin pacientes) sigan con normalidad.

En beneficio de los estudiantes cuyas prácticas se ven interrumpidas, se insta a los departamentos y los profesores de las asignaturas a que, de manera coordinada, estudien la posibilidad de realizar actividades formativas sustitutorias (seminarios clínicos, trabajo en fantomas, trabajo en simuladores, u otras), a adelantar, si fuera posible y pertinente, la docencia teórica y a implementar otras medidas formativas.

Esta Facultad está orgullosa de su desempeño educativo, por lo que estoy seguro de que todos sabremos adaptarnos a la situación actual, cambiante y en evolución, colaborando en las autoridades sanitarias en la contención del Coronavirus COVID-19 y buscando lo mejor para nuestros pacientes y estudiantes en cada momento.